Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CASO MARI LUZ

El fiscal asegura que los Del Valle son culpables «sin ninguna duda razonable»

En la última jornada del juicio por el asesinato de Mari Luz, el fiscal mantiene las penas de 23 años para Santiago del Valle y 17 para su hermana Rosa.

Efectivos de la Policia Nacional escoltan a Santiago Del Valle
Efectivos de la Policia Nacional escoltan a Santiago Del Valle
EFE

Alfredo Flores, fiscal del caso de Mari Luz Cortés, la niña que falleció en Huelva en 2008 supuestamente a manos de Santiago y Rosa del Valle, ha asegurado este viernes en la octava y última sesión del juicio que ambos acusados son culpables «sin ninguna duda razonable», por lo que mantiene la pena de 23 años de prisión para Santiago, por un delito de asesinato y otro en contra de la libertad sexual, así como 17 años para Rosa, como cooperadora necesaria.

Durante esta sesión, en la que se prevé que todas las partes lean sus conclusiones, Flores ha señalado que Santiago es "muy inteligente" pero las pruebas son «evidentes», a pesar de la búsqueda de coartadas por parte de Santiago el día 13 de enero y la destrucción de pruebas, como el hecho de lavar las botas él y Rosa el coche, donde supuestamente fue trasladada Mari Luz hacia las marismas.

Del mismo modo, el fiscal, quien ha asegurado que finalmente la familia no declarará «para no añadir más dolor», ha pedido que se investigue la testificación de la mujer de Santiago del Valle, Isabel García, que declaró el pasado 16 de febrero en la primera sesión del juicio, por un posible delito de falso testimonio.

Flores ha insistido en que «todo encaja, concuerda y hay una conclusión lógica: la participación de los acusados, sin que pueda haber otras personas». Los acusados, tal y como ha afirmado el fiscal, «han realizado un pulso a la justicia y a la sociedad y lo han perdido».

Flores ha señalado que no se han encontrado pruebas en algunos sitios, como en las botas o el coche de Rosa del Valle, «porque se han limpiado y en otros sitios tampoco, porque no había directamente».

Por todo ello, ha concluido que el día 13 de enero de 2008 «los acusados asesinaron a Mari Luz y arrebatan la luz y la esperanza, sumando a la familia y a la sociedad en una situación de dolor y confusión», por lo que ha pedido «una sentencia justa y que con ella se devuelva la luz y la esperanza».

Etiquetas