Despliega el menú
Nacional

TERRORISMO

El final de ETA no tiene fecha, pero se dibuja

Nadie pone fecha, pero se dibuja el final de ETA. A la fuerza por descomposición o con una tregua explícita, pero todos los expertos palpan un próximo adiós del terrorismo porque la sociedad vasca no ve marcha atrás.

Carlos Iturgaitz, eurodiputado, en la sede del PP en Bilbao.
El final de ETA no tiene fecha, pero se dibuja

Nadie pone fecha, pero se dibuja el final de ETA. A la fuerza por descomposición o con una tregua explícita, pero todos los expertos palpan un próximo adiós del terrorismo porque la sociedad vasca no ve marcha atrás. Aún así, los vascos prefieren disfrutar del ascenso de la Real Sociedad y la Liga ACB del Caja Laboral o preocuparse por las inundaciones, antes que volver a soñar con el fin del terrorismo, después de la decepción tras la tregua que rompió ETA en 2006 con el atentado de Barajas. El presidente del Partido Socialista de Euskadi (PSE), Jesús Eguiguren, interlocutor del Gobierno en ese diálogo con ETA, abrió el debate esta semana sobre la posible legalización de Batasuna si condenaba a la banda terrorista, pero el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el lendakari, Patxi López, frenaron en seco esta propuesta. Algunos políticos, analistas y víctimas que fueron entrevistados hace dos meses para el documental 'El último paseo', sobre el asesinato de Manuel Giménez Abad cometido por ETA, y que emitió Aragón TV, accedieron entonces a pronunciarse también sobre cómo vislumbran el final de ETA, un hito para la democracia española tras 51 años.

 

"ETA tiene menos poder que nunca; hoy es imposible otra negociación"

Alfredo Pérez Rubalcaba Ministro del Interior

 

El edificio del Ministerio del Interior, en el paseo de la Castellana, es un búnker vigilado por la Guardia Civil. El pasado 19 de abril, el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba, nos recibió en su despacho y esa misma tarde, el terrorista detenido David Pla fue liberado en Francia.

Rubalcaba es autocrítico con la negociación con ETA después de la tregua fallida y asume que los ciudadanos no aguantarían otra. "La sociedad española y en particular la vasca siempre soñó con un proceso de diálogo con el cual puedan tomarse unas decisiones compartidas para acabar con la violencia. Hoy sabemos que eso es imposible. Se intentó tres veces, con González, Aznar y Zapatero, pero debemos reconocer que es imposible. Hay que imaginar otro final, y no es fácil", señaló Rubalcaba.

Ante esa tesitura, el ministro del Interior destacó que "ETA tiene menos poder que nunca porque la eficacia policial es mayor que nunca". "Si se puede medir por el número de detenciones y desarticulaciones de la cúpula de ETA, yo creo que estamos ante el momento de mayor eficacia policial. Es razonable esa mayor debilidad de ETA", añadió el ministro más valorado del Gobierno (un mes después, la Policía francesa y la Guardia Civil detuvieron al 'número uno', Mikel Carrera).

Alfredo Pérez Rubalcaba resaltó también la "debilidad política" de ETA. "No podemos desconocer que internamente hay tensiones, que arrancan de la ruptura de la tregua de 2006. Hay un sector que nunca entendió el por qué se acabó con esa posibilidad, y siempre reprochó que la rompieran. Estas tensiones políticas, que existen y conocemos por primera vez en su historia, no esconden ni ETA ni Batasuna, que nos lo cuenta", desveló el ministro.

Rubalcaba suma "la debilidad operativa" de la banda terrorista, las "crisis internas" desde el punto de vista político, y finalmente, "un aislamiento social creciente" porque "el Pueblo Vasco ya no soporta 50 años", después de que la tregua suscitara una esperanza que quedó truncada por ETA. A mucha gente del País Vasco le ha hecho pensar que esto tiene que acabar de otra manera. Aislamiento, hartazgo y cansancio social son los tres elementos que configuran esta debilidad de ETA que, desgraciadamente, capacidad de matar conserva todavía", admitió esa mañana primaveral, aunque desde enero a junio de este año llevan 61 terroristas detenidos y no se han registrado atentados

 

"Si ETA no va a las municipales es posible derrotarla pronto"

josé María Aznar Ex presidente del Gobierno

 

El ex presidente del Gobierno llegó al mediodía del 19 de abril a un céntrico piso madrileño, la sede de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), y habló en una amplia sala de reuniones con vistas a las cuatro torres de Madrid. Esa tarde, Aznar escenificó una fotografía de su último Gobierno, al presentar un libro con su sucesor al frente del PP, Mariano Rajoy, y el presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato.

"No me gusta anunciar finales próximos. Creo que intentamos debilitar a ETA y lo conseguimos en mi etapa de Gobierno (1996-2004). Es posible acabar con ellos. Hay que rechazar todo acercamiento, toda medida de apaciguamiento y de negociación con los terroristas", sostuvo Aznar, quien padeció la tregua fallida de su Gobierno en 1998.

"Y hay un dato clave en las elecciones municipales del País Vasco, porque si de una manera descubierta o encubierta acuden representantes vinculados con ETA, habremos dado un paso atrás gigantesco. Si conseguimos evitar eso, es posible derrotar a ETA razonablemente pronto". Las próximas elecciones municipales del País Vasco se celebrarán en la primavera de 2011.

"Hay dos mitos contra los que siempre he combatido: uno era la imbatibilidad de ETA, que se ha demostrado que no era verdad; y el segundo es que una de sus partes debe estar en la legalidad", sostuvo el ex presidente. "Es imposible vencer a una organización terrorista si una parte es legal. La decisión de ilegalizar Batasuna, acabar con la kale borroka y tener todo el amparo internacional ha rendido sus frutos. Lo que hace falta es que no se tuerzan y entonces veremos mejores días", concluyó José María Aznar.

 

"Más allá de Justicia y Policía, el conflicto vasco se resolverá negociando"

juan josé ibarretxe Ex lendakari del Gobierno vasco y profesor universitario

 

Acababa de regresar de dar conferencias sobre medio ambiente en universidades de Puerto Rico y su aspecto deportivo, con camisa de montañero, sin chaqueta ni corbata, le quitaba a Juan José Ibarretxe el rictus de político serio y líder del PNV. Era 20 de abril en el centro de Vitoria, donde dos ayudantes llevan su agenda, después de pasar treinta años en el Gobierno vasco y doce meses fuera de Ajuria Enea, tras la entrada del PSOE y su sucesor, Patxi López, apoyado por el PP. La bandera de Euskadi está a la entrada del piso por donde suele pasar Ibarretxe en sus continuos viajes, como profesor universitario, entre Barcelona y EE.UU.

"Todos los presidentes españoles que he conocido (González, Aznar y Zapatero) se han sentado a negociar con ETA y con el apoyo de las instituciones vascas. Ningún lendakari negoció con ETA, a pesar de que hemos recibido esas críticas tan horribles cuando hemos defendido el diálogo para resolver los conflictos. Es evidente que para afrontar la violencia hay que actuar con los instrumentos de un Estado de derecho, con la Justicia y la Policía". En opinión de Ibarretxe, "el conflicto vasco, más allá de la Policía y la Justicia, se resolverá hablando y negociando".

"Siempre he respetado aunque no he compartido las ideas políticas de Aznar, de Zapatero o de Felipe González, y tengo la sensación de que no he sido pagado con la misma moneda. Hay muchísima gente en España que cree de este lendakari (él mismo) defiende a ETA y que yo soy un monstruo. Pero tienen que saber que yo he rechazado siempre y de plano a ETA", se lamentó Ibarretxe.

"He dicho muchas veces en el mundo que si hay algo que ha trasladado una mala imagen del pueblo vasco al mundo es la violencia de ETA", agregó, antes de despedirnos hablando del Pirineo aragonés, sus relaciones con el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, y su afición al ciclismo.

"El perdón a los terroristas no está en el horizonte; las víctimas somos invisibles"

MAITE PAGAZAURTUNDúA Presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo

 

La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundúa, acudió el pasado 6 de mayo a Zaragoza para la presentación del libro 'Vidas rotas' en el palacio de la Aljafería y se reafirmó en la entrevista concedida en noviembre en el mismo lugar sobre el futuro de ETA. "Una parte de la sociedad vasca tiene una composición del final de ETA como de la irresponsabilidad de los terroristas una vez que decidan no matar y nunca ponen a las víctimas en ningún lado dentro de su fanatismo. Para parte de la sociedad vasca, las víctimas somos invisibles y hay resistencias", criticó Maite Pagazaurtundúa. "El perdón a los terroristas no está en el horizonte porque apenas hay asesinos que hayan pagado con la Justicia y no los traten luego como héroes, aprovechándose de la impunidad del futuro. Quieren causar el mayor daño posible", señaló.

Acerca del mecanismo que se puede utilizar para el final, la presidenta de la Fundación sostuvo:

"No se dibuja una tregua próxima. Las doctrinas del Gobierno y el poder es que hay que derrotar al terrorismo, no darán treguas y siempre serán tácticas. Esa derrota será política, judicial y el rearme de una sociedad, que fue insensible al adoctrinamiento de los niños. Como si pudiera convivir la ideología asesina con el discurso democrático. Eso es lo relevante", resaltó Pagazaurtundúa.

"Estamos ante un terrorismo añejo, con más de 700 presos, muy debilitado y tenemos más mecanismos para que no engañen a la Ley de los Partidos. Si mantenemos el consenso en lo fundamental se le podrá derrotar porque el Estado es más fuerte que el terrorismo", apostilló.

"El Estado debe ser inteligente con quien abandona las armas"

mercedes gallizo Secretaria general de Instituciones Penitenciarias

 

Su despacho en el paseo de Alcalá está decorado por cuadros que se llevó de su Zaragoza natal y alguno pintado por presos. Mercedes Gallizo, secretaria general de Instituciones Penitenciarias, sabe bien que "ETA hoy está básicamente en la cárcel", entre los históricos con condenas muy largas y otros recién entrados colaboradores. "En el proceso de descomposición y autoaislamiento que está sufriendo ETA, los nuevos miembros activos proceden de la violencia callejera, con menos formación política. Algunos vienen del consumo de drogas. Es muy revelador de los nichos donde ETA busca a los sustitutos de los viejos 'gudaris", explicó.

"El Estado viene aplicando una política penitenciaria que no es vengativa. El alejamiento de los presos de ETA no es por fastidiar a sus familias sino que es la política de dispersión, porque si una banda terrorista quiere hacer daño al Estado, tiene que defenderse", apuntó Gallizo para justificar la fructífera política de Interior.

Unos 50 terroristas han roto con ETA entre rejas porque condenan la violencia, piden perdón a las víctimas, asumen la responsabilidad civil y colaboran con la Justicia. "El Estado tiene que ser inteligente y flexible con quienes han abandonado la organización para que tengan una alternativa o perspectiva de futuro. Hay que hacerlo con inteligencia y hablar poco", señaló. "¿El fin de ETA?, es complicado responder a eso".

"La única negociación con ETA es dónde entregan las armas"

josé bono Presidente del Congreso de los Diputados

 

El presidente del Congeso de los Diputados, José Bono, aceptó mantener una breve conversación en marzo en la sala del Reloj: "ETA debe saber que la esperanza de los españoles es que ellos entren en la cárcel y pasen su vida allí. Hay que hacer con ellos como con los leones, poner una reja, para que no maten a los niños. La única negociación con ETA es dónde entregan las armas. Son la escoria de la sociedad, inmorales, gentuza y vividores que siguen viviendo de matar", manifestó.

"Se ve el punto final. Ellos deberán decir: 'O acabamos o acabarán con nosotros"

javier rojo Presidente del Senado

 

Javier Rojo, miembro del Partido Socialista vasco (PSE), es el más confiado en un final muy próximo porque en su despacho de presidente del Senado no olvida sus años en el País Vasco y el empuje de sus paisanos vascos. La tarde del 13 de abril, tras el turno de preguntas a varios ministros, hace su particular análisis al respecto. "La sociedad ha puesto pie en pared y ha dicho: 'Hasta aquí hemos llegado, por aquí ya no pasamos'. Van a tener que ser ellos quienes digan: "O acabamos o acaban con nosotros". Más bien pronto que tarde veremos que ellos accederán a terminar porque no tienen futuro. Hay algo mucho peor porque si no se dan prisa, no tendrán la rehabilitación en la sociedad, para que las generaciones de sus hijos y sus nietos no se enganchen en el cáncer que sufren. No lo pueden transmitir y ellos también piensan en ello. Las cosas no son igual que hace veinte o treinta años", concluyó.

"Tenemos que ser firmes, tener las ideas claras y hacer mucha pedagogía para que las nuevas generaciones vean que la violencia no conduce a nada y que se puede criticar a un Gobierno o combatirlo democráticamente. La izquierda aberzale no tiene cabida sin aceptar las reglas que tenemos los demás con el Estado de derecho y el ordenamiento jurídico. Estamos mejor que nunca y se ve el punto final, pero es preciso hacer más cosas en la misma dirección", se despidió Rojo con optimismo.

"Se puede hablar de un final dialogado, una vez que ETA haya desaparecido"

joseba arregui Ex consejero de Cultura del Gobierno vasco

En una visita fugaz a un curso de la Fundación Giménez Abad celebrado en noviembre, el ex consejero de Cultura del PNV, Joseba Arregui, defendió el papel real de las víctimas en el final de la banda: "Las víctimas de ETA siempre han tenido un significado político, pero a la sociedad vasca le ha costado mucho reconocer ese valor. Creo que es fundamental recuperarlo, sobre todo para que en el futuro no estén escondidos".

"No creo que deba haber negociaciones con ETA. Se puede hablar de un final dialogado, pero una vez que haya acabado? Me pregunto de qué hay que hablar con ETA si ya ha desaparecido, si ya no existe", zanjó Arreegui, que preside la Fundación para la libertad Aldateka y abandonó el PNV.

"El escenario del final del terrorismo no puede equiparar a víctimas y terroristas"

rogelio alonso Profesor de Ciencia Política en la Universidad Juan Carlos I

 

Autor de 'Vidas rotas', un manual histórico sobre las víctimas de ETA, el profesor zaragozano acude a los seminarios de terrorismo de la Fundación Giménez Abad en las Cortes, donde nos encontramos. Su último artículo publicado en FAES se titula "Escenarios ante el final del terrorismo: ¿Qué política antiterrorista frente a ETA y Batasuna?". Las conclusiones son que las lecciones aprendidas en la lucha contra ETA, en un momento que está tan debilitada, "nos sitúan ante el reto de contener la legitimación de la ideología política con la que se ha justificado el asesinato de seres humanos". "Debe evitarse cualquier equidistancia entre víctimas y victimarios, como algunas falsas recetas de reconciliación con las que se justifica una determinada condescendencia hacia ETA y sus representantes políticos en una hipotética coyuntura de finalización de violencia".

"El que ha negociado con ETA tiene la tentación de volver"

CARLOS iturgaitz Ex presidente del PP en País Vasco

Acudió a la sede del PP en Bilbao, y en el despacho de su sucesor (Alberto Basagoiti), que Carlos Iturgaitz ocupó como presidente del partido en el País Vasco. Apoyó a su compañero eurodiputado Jaime Mayor Oreja al denunciar una negociación encubierta con ETA, que hizo en marzo. "No hay que permitir que se blinde una negociación porque cuando empezaron también lo negaban. El que ha negociado una vez con ETA tiene la tentación de volver y negociar más veces. El final de ETA no puede ser negociando ni dialogando, sino vencerla policial, judicial y socialmente", concluyó.

Etiquetas