Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

TRAS SUFRIR UN INFARTO

El etarra que intentó matar al Rey sale de prisión y cumplirá su condena en casa

Juan José Rego Vidal, el etarra condenado por intentar matar al Rey, entre otras acciones, salió el pasado jueves de prisión debido a su grave estado de salud y terminará de cumplir la condena en su casa por un sistema telemático, según informaron fuentes penitenciarias. Se le aplica el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, el mismo que se aplicó a De Juana Chaos, y que contempla esta posibilidad por "razones humanitarias".

El estado de salud de Rego Vidal es grave según fuentes consultadas. En diversas ocasiones abandonó las prisiones en las que se encontraba para ser ingresado en un hospital e, incluso, había llegado a sufrir un infarto. Fue a finales de enero cuando tuvo una recaída en sus problemas cardiacos lo que hizo que las autoridades penitenciarias se planteasen su salida de prisión "por motivos humanitarios". Estaba aquejado además de otras enfermedades como diabetes descontrolada, hipertensión, problemas visuales y de audición e hipertrofia prostática.

Por eso, el etarra ha salido de prisión y cumplirá el resto de su condena en casa con control telemático, en función del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, el mismo precepto que en su día se le aplicó al etarra José Ignacio de Juana Chaos. Este artículo establece que la posibilidad de que se modifique la situación del penado "con el fin de hacer el sistema más flexible". No obstante, añade que "necesitará la ulterior aprobación del juez de Vigilancia correspondiente, sin perjuicio de su inmediata ejecutividad".

Control telemático

Rego Vidal, de 70 años de edad y natural de Intxaurrondo (Guipúzcoa), fue detenido en una operación de la Policía Nacional el 9 de agosto de 1995. La condena de 37 años por pretender asesinar al Rey cumple el próximo mes de marzo tres cuartas partes, cuya fecha de finalización se prevé para el 2015. Ahora agotará este periodo con un régimen de control telemático que consiste en una pulsera electrónica, según las citadas fuentes. Además, estuvo involucrado en otra operación contra el Monarca en 1978.

A raíz de esta detención, Rego Vidal permaneció encarcelado durante un año en la prisión de Soria y entonces ya inició una huelga de hambre que duró casi un mes, por la que fue ingresado en el hospital penitenciario de Carabanchel en estado muy grave. En febrero de 1979, en Soria, repitió la huelga de hambre a lo largo de otro mes, hasta que el 3 de marzo de ese año fue puesto en libertad e ingresado en el Hospital de San Sebastián.

Etiquetas