Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

FUERZAS ARMADAS

El contingente del Ejército del Aire que gestionará el aeropuerto de Kabul parte hacia Afganistán

El contingente del Ejército del Aire que asumirá a partir del 1 de octubre la seguridad y el control aéreo del Aeropuerto Internacional de Kabul (KAIA) partió con destino al país asiático desde la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), según informó en un comunicado el Estado Mayor de la Defensa (EMAD).

Los primeros cuarenta militares del nuevo destacamento español salieron este mediodía a las 13.00 horas desde la base madrileña con destino a la Base Aérea de Zaragoza, donde embarcarán los otros 21 militares que completan el contingente junto al personal ya desplegado en la capital afgana para acondicionar las instalaciones del aeropuerto.

Tras el repostaje de combustible, su avión partirá de la Base Aérea de Zaragoza con destino a la Base Aérea de Manás (Kirguistán), donde tiene previsto llegar en la próxima madrugada. El contingente completará su despliegue mañana, miércoles 23 de septiembre, con su llegada al Aeropuerto Internacional de Kabul.

Los 60 militares se unirán en la capital afgana al personal del Ejército del Aire español que ha estado destacado en el aeródromo de Kabul realizando tareas de acondicionamiento para poder desarrollar su misión.

Los 70 militares del nuevo destacamento del Ejército del Aire en Afganistán, incluidos cuatro agentes de la Guardia Civil, comenzarán su misión de garantizar la seguridad y el control aéreo del Aeropuerto de Kabul el próximo 1 de octubre.

El despliegue de este contingente y del batallón destinado a reforzar la seguridad durante el proceso electoral fue aprobado por la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados el pasado mes de junio.

Las Fuerzas Armadas españolas mantienen desplegado en Afganistán un contingente permanente de 778 militares, reforzado durante el periodo electoral con un batallón de 450 efectivos, lo que supone un total de 1.228 militares destacados en el marco de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), bajo mando de la OTAN.

El grueso de las tropas se concentra en la Base de Apoyo Avanzado de Herat (FSB, en ingles) y en el Equipo de Reconstrucción Provincial de Badghis (PRT), en la zona occidental afgana. Las tropas cuentan con oficiales de enlace en los cuarteles generales de la misión aliada en Herat y Kabul y están apoyadas por un destacamento de dos aviones Hércules C130 del Ejército del Aire con base en Manás (Kirguistán).

Desde el pasado mes de julio, el contingente está completado con un batallón del Ejército de Tierra encargado de reforzar la seguridad en las provincias de Badghis y Herat durante las elecciones presidenciales del pasado 20 de agosto. El envío del destacamento que controlará la seguridad del Aeropuerto de Kabul situará temporalmente en 1.300 militares el total de efectivos desplegados por España en Afganistán.

Coincidiendo con el repliegue del batallón electoral, España volverá a reforzar su contingente con el despliegue de 220 militares más, que deberá ser aprobado mañana miércoles por la Comisión de Defensa del Congreso y ratificado posteriormente por el Gobierno en Consejo de Ministros.

Etiquetas