Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

JUSTICIA

El CGPJ lamenta que una minoría quiera ir a la huelga

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha lamentado que una "minoría" de la carrera judicial "haya manifestado su voluntad de adoptar medidas de presión" que considera "precipitadas y que podrían dejar indefensos a los ciudadanos", en referencia a la huelga del próximo 18 de febrero.

En un comunicado leído por la portavoz, Gabriela Bravo, el CGPJ añade que "es difícilmente comprensible una postura tan drástica en esta etapa crucial de negociación" en la que el Consejo trabaja con las asociaciones, Justicia y las Comunidades Autónomas "en pos de un profundo proceso de modernización de la Justicia".

Las juntas han puesto de manifiesto la división de los jueces en vísperas de la reunión que el próximo lunes mantendrá el Ministerio de Justicia con las asociaciones judiciales, que no han convencido a todos los magistrados -principalmente a los de las grandes ciudades- de aplazar las protestas hasta junio.

El 18 de febrero puede tener lugar la primera huelga de jueces de la historia de España en algunos juzgados de Madrid, Barcelona, Sevilla, Extremadura, Murcia, Málaga, Zamora, Ibiza, Castellón, Tarragona, Girona, Cuenca y Ciudad Real, entre otros lugares.

Aunque Bravo se ha referido al texto como "declaración institucional", fuentes del Consejo han precisado luego que no ha sido aprobado por el pleno, sino consensuado por varios vocales presentes hoy en la sede del CGPJ y por el presidente Carlos Dívar.

Para el órgano de gobierno de los jueces, añade el comunicado, "la inmensa mayoría de los jueces y magistrados de este país sigue optando por la vía de la responsabilidad institucional y el diálogo, como ya pusieron de manifiesto las asociaciones judiciales para resolver los problemas de nuestra Administración de Justicia".

Bravo ha hecho hincapié en que confía en que, finalmente, la huelga no se lleve a cabo, dada "la absoluta disposición del Gobierno a ofrecer soluciones".

A su juicio, muestra de ello es la reunión que tendrá lugar el próximo lunes, en la que, en su opinión, "el Gobierno ofrecerá soluciones para poder resolver los problemas".

La portavoz ha asegurado que el Consejo seguirá trabajando para resolver este problema y ha anunciado que el próximo 2 de febrero mantendrán una reunión con las asociaciones.

Ha destacado también que ni los jueces del Tribunal Supremo ni de la Audiencia Nacional, ni la mayor parte de los Tribunales Superiores de Justicia, salvo de Castilla-La Mancha, ni las Audiencias Provinciales han secundado la medida de ir a la huelga el próximo 18 de febrero.

En declaraciones, el vicepresidente del CGPJ, Fernando de Rosa, ha indicado que es una minoría la que ha decidido convocar huelga en febrero.

Según de Rosa, son unos 500 jueces como máximo, de un total de 4.700, lo que supone poco más del 10,6 por ciento, aunque otras fuentes elevan esta cifra hasta el 20 por ciento.

Por otra parte, las asociaciones judiciales estudian si mantienen o no la reunión que tenían previsto celebrar el próximo sábado con los jueces decanos antes del encuentro del próximo lunes con el Ministerio de Justicia.

Según han indicado a EFE representantes de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) y de Jueces para la Democracia (JpD), no parece que este encuentro tenga el mismo sentido después de que se haya votado a favor -en Madrid, Murcia, Extremadura o Zamora- de llevar a cabo una huelga el próximo día 18 de febrero.

Etiquetas