Despliega el menú
Nacional

ABUSOS

Detenido por encerrar y violar a su asistenta

La joven, de origen norteafricano, avisó de su situación en una de sus pocas salidas de casa.

Agentes de la Ertzaintza detuvieron el martes a un hombre de 47 años acusado de encerrar bajo llave en su domicilio de Barakaldo (Vizcaya) a una mujer de origen norteafricano, a la que contrató como empleada del hogar y de la que abusó sexualmente durante ocho meses. Tras liberar a la víctima, también arrestaron al hijo y a un amigo del acusado por tener conocimiento de los hechos y no hacer nada para evitarlos.

Según el departamento vasco del Interior, efectivos de la comisaría de la Ertzaintza de Sestao procedieron a la detención del hombre después de que la víctima pudiera pedir auxilio a través del teléfono 112 de SOS Deiak. Según su denuncia, la joven fue contratada por el inculpado para labores domésticas en su casa de Barakaldo hace ocho meses. El acuerdo se realizó a través de una empresa de servicios de Valencia, donde la mujer residía en aquel momento.

Ya en la vivienda de Barakaldo, la víctima permaneció durante todo este tiempo realizando el trabajo doméstico sin recibir un salario y manteniendo relaciones sexuales contra su voluntad. Además, fue víctima de vejaciones, insultos y agresiones físicas, fruto de las cuales ha perdido diez kilos de peso.

Siempre acompañada

La víctima permanecía encerrada bajo llave cuando se quedaba sola y únicamante podía salir una o dos horas cada semana o quincena para comunicarse con su familia, a la que ocasionalmente podía enviar pequeñas cantidades de dinero. Esas salidas las realizaba siempre acompañada por su secuestrador o por personas de su confianza, entre ellas un amigo y un hijo menor, que vivía en el domicilio con su padre.

Precisamente, en una de esas salidas la mujer tuvo ocasión de pedir auxilio a través del teléfono 112 de SOS Deiak. De inmediato, la Ertzaintza acudió a la llamada de socorro y accedió a la vivienda.

Tras comprobar los hechos, procedió al arresto del presunto autor acusado de detención ilegal, abusos sexuales y faltas de vejaciones y lesiones. A su vez, los agentes imputaron como colaboradores de esos delitos al amigo, de 59 años, y al hijo. Todos han quedado a disposición judicial.

La víctima, por su parte, fue trasladada a un centro médico para pasar un reconocimiento y está en manos del Área de Igualdad del Ayuntamiento de Barakaldo.

Precisamente, el consistorio anunció ayer que se personará como acusación popular en el caso y mostró su "más profundo rechazo" a las personas que cometen "este tipo de delitos".

La concejala de Igualdad, Dulcina Pereiro, confirmó que la mujer está siendo atendida por expertos que le prestan todo el apoyo psicológico y social "necesario" para hacer frente a una situación de este tipo. Además, destacó "la valentía" de la mujer para denunciar lo ocurrido e hizo un llamamiento a todas las personas que sufren algún tipo de maltrato a que hagan lo propio "para atajar esta lacra social".

Etiquetas