Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PORNOGRAFÍA INFANTIL

Suspendido cautelarmente el párroco de Castellón que tenía 21.000 archivos pedófilos

El sacerdote de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Vilafamés, que está en libertad provisional, ha sido suspendido en todos sus cargos.

El Obispado de la Diócesis Segorbe-Castellón ha decretado la suspensión cautelar en todos sus cargos y en el ejercicio del orden sacerdotal del cura de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Vilafamés (Castellón), tras presuntamente hallar en el centro más de 21.000 archivos de contenido pedófilo, por lo que se le imputa un delito de distribución de pornografía infantil.

Según un comunicado remitido por la Fiscalía, los archivos de contenido pedófilo encontrados por la Guardia Civil ocupan un espacio de 600 gigabytes.

El religioso, que fue arrestado por el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, tiene 52 años y se hizo cargo de la parroquia hace quince, según han informado fuentes municipales.

El fiscal había solicitado al juez su ingreso en prisión comunicada y sin fianza, pero la juez de guardia ha rechazado esta medida, por lo que el Ministerio Público interpondrá un recurso en contra de esta resolución.

Delito "muy grave"

El Obispado ha informado en un comunicado que "de ser cierta la imputación, es éste un hecho que nos duele profundamente, que lamentamos con sinceridad y que rechazamos sin paliativo alguno", pues -ha añadido- se trata de "un grave delito, no sólo en el Derecho Penal del Estado, sino que también está considerado como un delito muy grave en el Derecho Canónico de la Iglesia, reservado por ello a la Congregación para la Doctrina de la Fe".

Esta conducta, según el Obispado, "contradice el deber y el compromiso a la castidad de todo sacerdote católico y atenta contra la santidad del ministerio sacerdotal y la credibilidad del mismo". Igualmente, ha lamentado, "puede poner en entredicho, en muchos fieles, la fidelidad de la mayoría de nuestros sacerdotes".

Etiquetas