Despliega el menú
Nacional

OPERACIÓN PELLELE

Desarticulan una red internacional de tráfico de drogas entre España y Polonia

La Guardia Civil ha detenido a 42 personas, se ha incautado de casi 4.000 kilos de hachís, una pistola de 9 milímetros, un revólver de fogueo, tres embarcaciones, 10 vehículos y una gran cantidad de dinero.

Los agentes de la Guardia Civil han desarticulado una importante red internacional dedicada, supuestamente, al tráfico de estupefacientes entre España y Polonia.

 

Durante la redada han detenido a 42 personas y se han incautado de 3.928 kilos de hachís en un velero que traía la droga de Marruecos; una pistola del 9 milímetros parabellum; un revólver de fogueo, tres embarcaciones, 10 vehículos de alta gama y gran cantidad de dinero.

La operación, denominada 'Pellele', se ha desarrollado en Valencia, Castellón, Barcelona y Tarragona, con la colaboración de Vigilancia Aduanera y de la Policía de Polonia, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

La intervención ha comenzado al conocerse la existencia de una organización que se dedicaba, supuestamente, a la introducción y distribución de grandes cantidades de hachís tanto en España como en Polonia. Las primeras investigaciones han permitido descubrir una red "perfectamente jerarquizada" y que "en todo momento mantenía un amplio dispositivo de seguridad y autoprotección de sus miembros".

La organización se encontraba estructurada en grupos donde los componentes eran de la misma nacionalidad y cada uno de ellos se especializaba en una función concreta. Los ciudadanos marroquíes asumían la dirección, el control de las operaciones, el contacto con las organizaciones de origen, la comercialización de la droga en Cataluña y Comunitat Valenciana mediante menudeo y respaldaban la parte económica de las operaciones.

Los ciudadanos ingleses se encargaban del transporte de la droga desde África hasta la península, los españoles de alijarla y almacenarla y los polacos de su distribución en su país. El velero que se ha intervenido partía desde el embarcadero en la Manga del Mar Menor, Murcia, y se dirigía hasta aguas marroquíes donde cargaba, en mar adentro, la mercancía.

Una vez escondida la droga en el velero, éste ponía rumbo a España y se repartía el alijo en la costa española en embarcaciones de menor calado. Una vez en tierra, era almacenado en Tarragona y Castellón desde donde era distribuido para su venta al menudeo en Valenciana, Cataluña o bien era transportado hasta Polonia donde, igualmente, se distribuía al menudeo.

El dispositivo desplegado detuvo el velero de 22 metros de eslora en su viaje desde Marruecos cuando portaba 3.800 kilos de hachís, momento en el que dio comienzo la explotación de la operación, que se ha desarrollo en varias fases y ha dado como resultado la total desarticulación de la organización tanto en España como en Polonia.

Etiquetas