Despliega el menú
Nacional

JUSTICIA

De Rosa: "No está previsto en ninguna ley que los jueces tengan derecho a la huelga"

fernando de rosa es vicepresidente del Cgpj. El magistrado valenciano sostiene que la Justicia es la asignatura pendiente de la democracia. No le gustan los jueces que quieren ser estrella por encima de su función.

La experiencia es un punto y Fernando de Rosa tercia con maestría las cuestiones espinosas que han caído sobre el nuevo Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en estos dos primeros meses de vida. El periplo de este magistrado valenciano por la universidad y la consejería de Justicia de su comunidad le han dado tablas suficientes para lidiar asuntos como el malestar de los jueces por la carga de trabajo, la resolución del expediente abierto al juez Tirado, las críticas del Tribunal Supremo o los desafíos de la Administración de Justicia. Al vicepresidente del Consejo no le gustan los jueces estrella y pide respeto al trabajo de los vocales.

Las duras críticas a la elección de los vocales del CGPJ, ¿no han sido una pesada losa antes de empezar?

No lo creo. Hemos llegado con ganas locas de trabajar, en dos meses hemos sacado un plan de modernización, un plan de choque para los juzgados mercantiles, otro de formación para jueces y magistrados, y hemos redoblado esfuerzos en materia de violencia de género. Las críticas se combaten con los hechos y los jueces trabajamos sobre datos, no sobre prejuicios. En cualquier caso, han sido injustas.

Ya han tenido que responder a los jueces por las cargas de trabajo y a asuntos mediáticos como la sanción al juez Tirado. ¿Muchos frentes en poco tiempo, no?

Somos conscientes de que veníamos a un órgano con asignaturas pendientes. El tema de la carga de trabajo era algo arrastrado y lo ocurrido en Sevilla sabíamos que nos iba a caer. No nos sorprende. Nuestra ilusión es que dentro de cinco años se nos reconozca un esfuerzo para que la Justicia mejore.

¿Cree que el plan de modernización satisface las demandas de los jueces?

Por supuesto. Hemos puesto encima de la mesa un diagnóstico sobre el estado de la judicatura y ahora tiene que ser el especialista (Ministerio de Justicia) el que dispense la medicación con el apoyo de las autonomías. Si no lo hacen, tendrán al Consejo en contra. A veces no es cuestión de dinero, solo de reformas legislativas.

¿Por qué la Justicia parece el último gran actor en renovarse?

Porque es la asignatura pendiente de la democracia. En 1978 hicimos una Constitución en la que era prioritaria la reforma política, en los años 80 llevamos a cabo la reestructuración territorial y en los 90 la reforma de la Administración general. La Justicia es el último gran pilar del Estado que queda por reformar.

Dígame una cosa, ¿los jueces tienen derecho a la huelga?

(Risas) Es una cuestión que está en la calle. No está previsto en ninguna ley que los jueces tengan derecho a la huelga, pero creo que debería estudiarse. No obstante, tienen cauces muy importantes para reivindicarse. Reclamaciones sí, peticiones claro, ahí está la libertad de expresión. Pero es una cuestión interna. La potestad de los jueces es muy seria y creo que una huelga no tendría cabida, porque quien lo pagaría serían los ciudadanos.

Molestó el comunicado del Supremo en el que les echaba en cara la tibia respuesta al Gobierno por su intervencionismo.

Molestar no, porque yo defiendo la libertad de expresión y los magistrados del Supremo la tienen. Pero ya dije que los juicios hechos sin datos sólidos son prejuicios y no creo que la judicatura tenga que basarse en prejuicios. Lo que pide el Consejo es respeto al Supremo, y respeto para que podamos medir los tiempos en cada asunto.

¿Cree que la resolución sobre el juez Tirado fragmentará la unidad que preconiza el Consejo?

Vamos a actuar en conciencia. Si un vocal actúa en conciencia y no se ve presionado ni por cuestiones externas ni internas la resolución que salga será criticable, pero se deberá respetar. Si una de las partes no está de acuerdo se puede recurrir al Supremo.

Pero asume que tomen la decisión que tomen traerá cola.

Estamos siempre preparados. Cualquier actuación del Consejo está sujeta a la crítica.

Tienen intención de abrir un expediente al juez que concedió el permiso a Rodríguez Menéndez.

Se estudiará el caso, pero la decisión final la tiene la Comisión Disciplinaria. No obstante, hay que desdramatizar estos asuntos: el Consejo está para vigilar el funcionamiento de los juzgados y, si hay una mala actuación, se actúa.

¿Qué piensa de los jueces estrella?

No me gustan. La Justicia ha de ser siempre administrada de forma prudente. Cuando en un equipo de fútbol hay un jugador estrella y no juega con el resto del equipo, al final este pierde. Creo que la Justicia pierde cuando el juez quiere ser estrella por encima de su función.

Etiquetas