Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

INMIGRACIÓN

Corbacho descarta emprender medidas de discriminación positiva para los inmigrantes que se queden en paro

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, afirmó que su cartera "no va a emprender ninguna medida especial para los inmigrantes que se queden en paro y que pueda significar una discriminación respecto de los trabajadores españoles" porque "la situación a la que tengan derecho es la misma que la de cualquier ciudadano español".

Esta es una de las cuestiones que abordó Corbacho en la que ha sido su primera intervención ante la Comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso de los Diputados, durante la que anunció que endurecerá "las sanciones a empresarios y empleadores que contraten a ciudadanos en situación irregular" y avanzó que el plan del Gobierno para "incentivar" el retorno voluntario mediante la capitalización del subsidio por desempleo estará "aprobado en el mes de julio".

Sobre este asunto, el ministro apuntó que la "previsión" del Gobierno es elaborar "medidas con carácter permanente" que incluyen, además de la capitalización de prestaciones, una "guía de acompañamiento" para que estas personas "puedan iniciar una etapa en su país de origen" y firmar "convenios" con estos Estados. El plan también contempla que el inmigrante renuncie a su permiso de residencia en España, aunque le concede "preferencia" para volver, si así lo desea "pasados unos años".

En el capítulo de los anuncios, Corbacho señaló que constituirá "la Conferencia Sectorial de Inmigración", que habrá de mejorar "la coordinación entre el Estado, las comunidades autónomas y la Federación Estatal de Municipios y Provincias" y desarrollar "las facultades autonómicas estatutarias sobre participación en las decisiones estatales de política migratoria y sobre ejecución laboral".

Asimismo, el titular de Inmigración se refirió a la anunciada reforma de la Ley de Extranjería, para afirmar que desde su aprobación "se han sucedido una serie de acontecimientos que hacen necesario adecuar el contenido de la norma a las sentencias de inconstitucionalidad de determinados artículos" y a la "aprobación de Directivas de la Unión Europea que requieren la preceptiva transposición normativa" a la legislación española. La previsión es que esté preparada antes de finales de año.

Corbacho abordó otras cuestiones como los Centros de Internamiento de Extranjeros, que tienen en su opinión "las mayores garantías" legales, y los procesos de reagrupación familiar, sobre los que reconoció que "hay problemas" que requieren de "una reflexión profunda" aunque no se mostró partidario de que "cada vez que haya un problema se haga una nueva ley".

Política europea de inmigración

Precisamente sobre Europa y la Directiva de Retorno para inmigrantes que se debate estos días en Bruselas, que endurecerá las condiciones para los extranjeros en situación irregular, Corbacho afirmó que si bien España tendrá que "ir armonizando sus políticas" a Europa, "eso no significa que tenga que cambiar su legislación interior por otra dinámica" y, por tanto, el Gobierno deberá "ir viendo" si dicha legislación "es suficiente" o necesita de algún cambio.

La diputada del Grupo Socialista María Concepción Gutiérrez del Castillo destacó la importancia de "trabajar por una directiva europea que incorpore garantías en los procesos de retorno y que puedan mejorarse a lo largo del debate" en Bruselas y se manifestó "contraria a la criminalización de la inmigración que se ha hecho en algún gobierno", en referencia al caso de Italia.

En este sentido, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Rafael Hernando Fraile, afirmó que en lugar de hacer declaraciones públicas que "no parecen proceder", "sería conveniente" que el Gobierno aclare "qué va a hacer cuando se produzca el efecto huída de algunos de esos países, hacia otros cuyos discursos son más complacientes con la inmigración ilegal" como a su juicio es el caso de España pese a que, apuntó, "se ha pasado del 'papeles para todos' al 'maletas para todos'".

Hernando recuperó la propuesta electoral de su formación para crear un 'Contrato de Integración para inmigrantes', iniciativa que, aseguró, el Grupo ya ha registrado para su debate en la Cámara. Corbacho, aunque emplazó el debate sobre el tema al momento en que llegue al Congreso, incidió en que no va a negar "la posibilidad de buscar puntos de encuentro".

Sobre la directiva europea, el diputado 'popular' señaló que "tiene aspectos positivos" y manifestó su confianza en que los preceptos "sean ratificados por el Grupo Socialista" en el Parlamento Europeo "y no sólo por el Gobierno" de España.

La intervención del Grupo Mixto, que considera la directiva europea "una barbaridad", puso el acento sobre la situación de Canarias, donde, según la diputada Ana Oramas, se ha sobrepasado en mucho el nivel de menores extranjeros no acompañados bajo tutela del Gobierno regional. Sobre este asunto, el ministro llamó a la solidaridad de todas las comunidades autónomas para que la región "se quede con la justa correspondencia que tiene o que podría tener si en lugar de estar en la puerta de entrada estuviera en otro lugar" del país.

Por su parte, el portavoz del Grupo Catalán (CiU) Carles Campuzano, cuestionó la viabilidad de los planes de retorno voluntario de inmigrantes y, al igual que el portavoz de ERC, Joan Tardá, puso el acento en que "sólo un dos por ciento" de los extranjeros afincados en España querrían acogerse a estos programas.

Etiquetas