Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PARTIDO SOCIALISTA

Barreda pide primarias para elegir al candidato del PSOE si Zapatero no repite

El presidente castellano-manchego afirma que sería un error designar a dedo "al sucesor".

Uno de los barones socialistas más significados, el castellano-manchego José María Barreda, reclamó ayer elecciones primarias para elegir al "sucesor" de José Luis Rodríguez Zapatero si este opta por no presentarse a la reelección en 2012. Alertó de que designar "a dedo" al candidato sería "un error" y recordó las experiencias anteriores que han seguido ese procedimiento y que han sido un fracaso, en el PSOE y en el PP.

El patio socialista, lejos de aquietarse, está cada día más revuelto ante las perspectivas de una retirada del presidente del Gobierno. El martes fue el ministro de la Presidencia el que admitió que existen dudas en el Gobierno y en el PSOE sobre la candidatura de Zapatero, y ayer fue Barreda quien entró en la polémica para reclamar elecciones primarias. "Tienen que funcionar las normas internas del partido y la democracia interna", y en consecuencia el candidato "se tiene que elegir en primarias".

No es ese el procedimiento que se baraja en la dirección del partido para el caso de que Zapatero decline ser el candidato. La idea es la elección por aclamación del nuevo aspirante a la Moncloa en un comité federal, una vez cumplida la formalidad de abrir un plazo de 20 días para que se presenten candidatos para unas primarias sin que nadie se proponga.

El PSOE tiene regulado el proceso de elecciones primarias para elegir candidatos, pero nunca se ha utilizado para escoger al de la Presidencia del Gobierno porque nadie ha querido competir con Zapatero. Solo hubo primarias entre Almunia y José Borrell en 1998, que ganó el segundo, pero abrió serias fisuras en el partido.

El presidente de Castilla-La Mancha defendió las primarias, vía que hasta ahora nadie había puesto sobre la mesa, porque el procedimiento del 'dedazo' nunca ha dado buenos resultados. Recordó que Felipe González escogió sin un procedimiento democrático a Almunia en 1997 y fue un "fracaso", y también José María Aznar se inclinó por Mariano Rajoy y fue "clamorosamente" una equivocación.

Barreda señaló que "no estaría de acuerdo" con una candidatura del vicepresidente primero, no por su perfil sino por la fórmula que ha trascendido para que sea nominado. "No digo que sea o no sea (Alfredo) Pérez Rubalcaba", pero lo sustantivo es la forma que debe de ser democrática.

Etiquetas