Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CASTILLA-LA MANCHA

Barreda envía un mensaje a Zapatero con la reducción de su Ejecutivo

El presidente de Castilla-La Mancha quita tres consejerías y baja el sueldo de los altos cargos.

José María Barreda, ayer, durante el anuncio de la remodelación de su Gobierno.
Barreda envía un mensaje a Zapatero con la reducción de su Ejecutivo
ISMAEL HERRERO/EFE

El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista José María Barreda, anunció ayer una remodelación de su Gobierno que incluye la supresión de tres consejerías, la eliminación de la mitad de los organismos públicos y una bajada del sueldo de los altos cargos de la administración regional de un 15%. A un año de las elecciones autonómicas y tres meses después de que sugiriera a José Luis Rodríguez Zapatero una reducción de su gabinete, lo que originó una polémica, Barreda envió otro mensaje al jefe del Ejecutivo central con la reducción de diez a siete consejerías "para adaptar la composición del Gobierno a los momentos de austeridad y control que exigen los tiempos".

El presidente castellano manchego eliminó los departamentos de Industria, Energía y Medio Ambiente; Cultura, Turismo y Artesanía; Presidencia y Administraciones Públicas y Justicia. Sus competencias serán asumidas por otras consejerías. Barreda anunció además el cierre o concentración de medio centenar de organismos públicos, más de la mitad de los existentes. De esta forma, se pasará de 93 fundaciones, consorcios, empresas públicas y organismos autónomos a unos 40.

"Haremos un gran esfuerzo en el gasto corriente. En concreto, un ahorro del 10% del mismo, nueve millones de euros al año, salvo el que se relaciona con las políticas sociales de atención al ciudadano", aclaró Barreda, que también quiso destacar que Castilla-La Mancha se convierte en la comunidad con menos miembros en su gobierno, "menos incluso que Ceuta, Melilla y La Rioja". "Se trata de un esfuerzo de austeridad notable ya que la composición del Ejecutivo y del sector público resultante del recorte representa menos de la mitad que al comienzo de la legislatura", indicó.

Conquistar alcaldías

Esta remodelación del Gobierno de Castilla-La Mancha, que el PP e IU calificaron de "maquillaje" y "cambios de cara a la galería", también esconde un movimiento de piezas políticas. Así, José Valverde y Magdalena Valerio, hasta ahora consejeros de Presidencia y Administraciones Públicas y Justicia, pasan a ser delegados provinciales de la Junta de Castilla-La Mancha en Ciudad Real y Guadalajara.

Un traslado que se interpreta en clave electoral pues serían los candidatos del PSOE en los comicios de mayo de 2011 a las alcaldías de las capitales de estas dos provincias, que en la actualidad están en manos del PP. Precisamente, la secretaria general de esta formación y su presidenta regional, María Dolores de Cospedal, aseguró que "por fin" José María Barreda sigue las recomendaciones del Partido Popular en relación con el número de consejerías. Eso sí, le emplazó a tomar "más medidas", como la reducción de organismos públicos y organismos autónomos.

Por su parte, el coordinador regional de Izquierda Unida, Daniel Martínez, aseguró que la remodelación es un cambio de "de cara a la galería" y afirmó que no supone una modificación en el rumbo político. Martínez manifestó que aunque la integración de consejerías propiciará ahorros, "son más importantes los cambios en las medidas para luchar contra la crisis".

Etiquetas