Despliega el menú
Nacional

CASO GÜRTEL

Bárcenas desmiente las amenazas a Aguirre y Aznar

El tesorero del PP, Luis Bárcenas, intenta tranquilizar a José María Aznar y a Esperanza Aguirre y niega que disponga de informaciones reservadas que les comprometan. El senador envió sendos mensajes a los dos dirigentes de su partido para desmentir los rumores que le atribuían amenazas veladas contra Aznar y Aguirre para impedir así su cese.

Bárcenas llamó por teléfono a la presidenta de Madrid para asegurarle que no tiene ninguna queja de ella y que todas las informaciones que se difundieron sobre sus supuestas informaciones peligrosas que le afectaban eran falsas. Así lo explicó Aguirre este martes y quiso dar por zanjada la polémica en la que se enzarzó cuando retó al tesorero a hacer público todo lo que conozca sobre ella.

Fuentes de FAES aseguraron que el tesorero envió idéntico mensaje al ex presidente del Gobierno. Desde el entorno de Bárcenas se garantizó que el senador cántabro "no dijo nunca nada que pueda afectar a Aznar o a su familia por la que tiene el máximo respeto y el mejor concepto", según las fuentes citadas. Sin embargo, con estos desmentidos el tesorero no ha logrado rebajar la bronca interna que provocó en el partido su comprometida situación y su ofensiva mediática de las últimas semas. Este martes, se alzaron nuevas voces de dirigentes partidarios de que deje el cargo.

Llevado por la indignada respuesta de su presidenta el pasado lunes, el consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, criticó la resistencia del tesorero a presentar su renuncia, consideró "un error enrocarse en un puesto" y señaló que no comprende "cómo se puede soportar" la actual situación. "Si, en algún momento, con razón o sin ella, ves tu honorabilidad afectada, lo mejor que puedes hacer es dimitir", dijo, "y como ciudadano particular ir a los tribunales a defender tu honor", añadió.

El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se aferró al compromiso de Bárcenas para dar por hecho que dejará el cargo en un plazo ya tasado. El hecho de que el tesorero se plantee abandonar su resistencia cuando el Supremo tramite el suplicatorio para su imputación le parece al presidente de la Xunta "un planteamiento discutible" pero "muy claro" porque, "si es imputado por el Tribunal Supremo todo parece indicar que el señor Bárcenas dimitirá", según dijo en RNE.

Por su parte, la vicesecretaria de Organización y Electoral del PP, Ana Mato, salió en defensa de la continuidad del senador en su puesto de tesorero y recordó que la dirección nacional del partido apuesta por la presunción de inocencia. Indicó que, por el momento y desde que la dirección estableció esta posición oficial, "no se ha producido ninguna novedad" ya que el futuro de Bárcenas "está pendiente de la actuación de la Justicia". En la rueda de prensa de presentación de la Escuela de Verano que celebrará el PP en Roquetas de Mar (Almería), la vicesecretaria deseó que el procedimiento judicial "sea lo más ágil posible".

El portavoz de Justicia e Interior del partido opositor, Federico Trillo, también hizo piña con el discurso oficial y acusó al fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, de "convertirse en un ariete del señor Rodríguez Zapatero" por las decisiones que ha adoptado la Fiscalía en el caso Gürtel. En concreto, criticó el escrito en el que la Fiscalía del Supremo pedía la tramitación del suplicatorio para imputar a los dos aforados del PP en un escrito que el portavoz 'popular' atribuyó a "una pura utilización partidista". En declaraciones a los periodistas en los cursos de verano de la universidad Rey Juan Carlos en Aranjuez, Trillo señaló que el Grupo Popular tiene previsto pedir la comparecencia de Conde-Pumpido en el Congreso para que explique otros casos en los que "determinados fiscales se inventan trámites para producir titulares periodísticos o para imputar a militantes o dirigentes del PP que luego resultan en libertad a los pocos días".

Etiquetas