Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

"ES EL MISMO PP QUE HABÍA ANTES"

Alonso dice que españoles pasarán factura al PP por uso partidista de crisis

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, no tiene dudas de que "lo único que quiere" el PP es utilizar la crisis económica para desgastar al Gobierno, en vez de "arrimar el hombro", una postura por la que, a su juicio, los ciudadanos van a pasar factura al partido de Mariano Rajoy.

En una entrevista, Alonso sostiene que la voluntad declarada del PP de ir a otro modelo de oposición "más civilizado" hay que contrastarla con los hechos, que dirán en el futuro si se corresponde o no con la realidad.

Pero, de momento, Alonso evidencia que lo que aprecia es "el mismo líder y las mismas caras que ya estaban antes en el PP". Una línea argumental que apuntala al atestiguar que, "desde luego", no ha observado "ningún cambio de ideología o de contenido de las propuestas políticas".

"Vamos a ver lo que nos depara el futuro", insiste prudente, antes de subrayar que el PSOE va a mantener "un tono dialogante y educado" con todos los grupos políticos, "fuerte en defensa de sus posiciones" pero "con el talante del entendimiento y del diálogo".

No obstante, se muestra seguro de que el PP aprovechará la situación económica para hacer oposición, lo que, según su diagnóstico, tendrá un "coste claro" para ese partido, en el sentido de que los ciudadanos son conscientes de la crisis internacional y lo que demandan son respuestas.

Respuestas que, bajo su prisma, está dando el Gobierno, con medio centenar de medidas puestas en marcha. "Si la oposición quiere arrimar el hombro -indica- los ciudadanos se lo agradecerán, pero si el PP, por el contrario, lo único que quiere, que es lo que está haciendo, es desgastar al Gobierno, los ciudadanos se lo van a facturar".

Alonso no ve correcto vincular el nuevo sistema de financiación de las autonomías con los Presupuestos Generales del Estado para 2009 y, aunque certifica que ambas cuestiones son "muy importantes", aclara que los PGE tienen una dimensión anual y se refieren al gasto del Estado, mientras que la segunda cuestión se hace para un plazo mayor y se refieren al gasto de las comunidades autónomas.

Con todo, confía en que los diferentes grupos políticos sean "sensibles" a la idea de unos PGE "austeros, responsables y equilibrados", que serán un instrumento "eficaz" y "muy importante" para hacer frente a la crisis económica española, cuyas causas ha atribuido en buena parte al deterioro internacional.

"Esperamos y confiamos en llegar a un acuerdo en financiación y esperamos y confiamos en llegar a un acuerdo en Presupuestos Generales del Estado en el otoño", avanza, para explicar que el PSOE ha mantenido ya algunos contactos "cordiales y sensatos" con otros grupos para tratar de las cuentas del Estado de 2009.

"No tenemos prejuicios de ningún tipo e intentaremos recabar el mayor apoyo posible para los presupuestos", asegura. Alonso admite también que al comienzo de la legislatura el PSOE ha tenido "algunos problemas", sobre todo en cuanto a comparecencias, pero interpreta que son cuestiones "perfectamente solubles", y añade que, además, sacaron adelante todas las iniciativas políticas importantes que tenían.

Y ahora, según garantiza, el PSOE seguirá intentando crear "un marco de cierta estabilidad parlamentaria" con los grupos de las minorías, "sin prejuicios de ningún tipo". Sobre financiación autonómica subraya que llegar a un acuerdo es "perfectamente posible y necesario", para explicar que se articulará en función del criterio de la solidaridad y que será más justo que el actual.

Convencido de que todas las autonomías tendrán "la altura de miras suficiente" como para alcanzar ese pacto, Alonso considera que el Gobierno está actuando "bien" y hace notar que sus compañeros del PSC tienen muy claro que el Ejecutivo está haciendo "todo lo que está en sus manos".

Además de la aprobación de los PGE, Alonso enumera otros retos del grupo socialista para el nuevo periodo de sesiones y pone el acento en la necesidad de culminar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Constitucional.

Cree a este respecto que las negociaciones con el PP "están bien encaminadas", por lo que la composición del TC será en octubre y la del CGPJ -que "lleva muchísimo tiempo en funciones", constata- se podrá hacer "en septiembre".

Según adelanta Alonso, los responsables de la Comisión de Justicia del PSOE en el Congreso tendrán listo para primeros de septiembre una propuesta para reformar la legislación relacionada con el terrorismo, a fin de mejorar algunos de sus aspectos, dentro de los márgenes que establece la Constitución.

Resume que contra el terrorismo y su entorno hay que luchar con los instrumentos legales del Estado de Derecho en sus justos términos; "eso es lo que nos hace muy superiores", argumenta.

Etiquetas