Nacional
Suscríbete por 1€

Doña Letizia se baja de los tacones en Oviedo, donde brillaron la princesa Leonor y la infanta Sofía

La Reina eligió para la ocasión un vestido de Carolina Herrera. La heredera, uno de Michael Kors.

Doña Letizia a su llegada acompañada del Rey, sus hijas y la reina Sofía
Doña Letizia a su llegada acompañada del Rey, sus hijas y la reina Sofía
Efe

Desde que doña Letizia abandonó el ya escaso anonimato que le proporcionaba ser presentadora del Telediario, en las grandes ocasiones siempre se la ha visto subida en zapatos de al menos diez centímetros de tacón. Pero a nadie sorprendió que este viernes, en la ceremonia de los Premios que llevan el nombre de la heredera de la Corona, calzara unos destalonados de medio tacón. Porque es conocido, ella misma lo desveló en la recepción del Palacio Real del pasado 12 de octubre, que padece un neuroma de Morton en su pie izquierdo, lo que le provoca fuertes dolores. Y sí, los expertos aseguran que uno de los causantes de esta dolencia son los zapatos estrechos y de tacón, su uso continuado.

Los pinchazos repetidos en el nervio del pie, dicen, son parecidos a si se clavaran objetos punzantes en la planta. Tal vez por eso, también por la mañana, en la recepción a los premiados, abandonó sus elevados tacones.

Pero doña Letizia estaba radiante. La ceremonia de los Premios Princesa de Asturias es especial para ella. Juega en casa, y lo sabe. Desde que se convirtió en miembro de la Familia Real ha marcado en rojo esta fecha, en la que trata de responder al cariño que las gentes de Oviedo, de su ciudad, le dispensan. Eligió para la ocasión un vestido bicolor, de falda negra larga y cuerpo blanco con flores de distinto tamaño, de Carolina Herrera. Atrás quedaron los años en que era fiel a Felipe Varela. Aunque si algo llamó la atención fueron los impresionantes pendientes de brillantes, regalo del jeque de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani, en su visita de Estado a España en mayo pasado.

Ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias.
Ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias.
Ballesteros/EFE

Con luz propia

También de brillantes fueron los pendientes que lució la princesa Leonor, prestados por su madre y que llevan la firma Chanel. La heredera lució un vestido con estampado de hojas, también en negro y blanco, de Michael Kors, que producía algún destello. Nada comparado con el que vistió la infanta Sofía, de lentejuelas, en color azul noche. La hija pequeña de los Reyes, este viernes, debutó con tacones. De hecho, usó los mismos en la recepción de la mañana y la ceremonia de la tarde.

Ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias.
Ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias.
EFE

De azul vistió a su vez la reina Sofía, con un sencillo traje pantalón. Se da la circunstancia de que la madre de doña Letizia, Paloma Rocasolano, con quien la Reina y sus hijas tuvieron un guiño cuando pasaron a su altura en el patio de butacas del Teatro Campoamor, también eligió un traje pantalón de color azul. Estaba impecable. Calzó zapatos al tono y bolso y pasmina de color amarillo. Los colores de la bandera de Asturias.

La princesa agradece la labor de todos los premiados, mientras que su padre les habla de la guerra de Ucrania

La presidenta del Congreso, Maritxell Batet, quien recibió en el Campoamor a la Familia Real, eligió un favorecedor vestido blazer de color verde. Llegó al teatro acompañada del presidente del Senado, Ander Gil. Por la mañana, su llegada al Hotel de La Reconquista, centro neurálgico de estos premios, Batet entró al tiempo que la reina Sofía, dejando una de las anécdotas de la jornada al portar una mochila de tamaño más que considerable.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión