Nacional
Suscríbete por 1€

Yolanda Díaz promete actuar "con contundencia" tras la muerte de un barrendero por un golpe de calor

La inspección intensifica las visitas a empresas para controlar las condiciones laborales y ha enviado ya 115.000 cartas de advertencia.

Mesa redonda "La sociedad de la desconfianza: Crisis de la Democracia y reimpulso de un proyecto ciudadano"
Mesa redonda "La sociedad de la desconfianza: Crisis de la Democracia y reimpulso de un proyecto ciudadano"
JUANJO MARTIN

La muerte de un barrendero en Madrid ha puesto el foco en las duras condiciones de trabajo que tienen que soportar algunos oficios en plena escalada de las temperaturas. Y aunque esta ola de calor comienza ya a remitir, hay que estar preparados, pues las altas temperaturas cada vez serán más habituales en el día a día de los trabajadores españoles.

Por ello, el Gobierno se ha comprometido a «actuar con toda la contundencia y con todo el peso de la ley» para prevenir los golpes de calor que puedan poner en riesgo la salud de los trabajadores. Así lo afirmó la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, horas antes de conocerse que otro trabajador falleció este lunes en Móstoles a causa de las elevadas temperaturas.

Es más, la ministra de Trabajo advirtió que se va a ser necesario cambiar la normativa laboral ante la «emergencia climática». «Vamos a tener que cambiar nuestra forma de vivir, cambiar las normas de regulación del trabajo, como ya estamos haciendo, pasando por la construcción de refugios climáticos, hasta reformar nuestras viviendas para ganar eficiencia energética», apuntó.

Díaz, además, recordó que su Ministerio ha lanzado este verano un plan especial para hacer frente a los riesgos derivados de la exposición a las altas temperatura. Para ello, la Inspección de Trabajo ha intensificado las visitas para controlar las condiciones laborales en los sectores más expuestos, como son el campo o la construcción, donde se vigila especialmente el cumplimiento de las jornadas previstas. Pero además estos controles se han extendido también a la hostelería, a la industria y a otras actividades realizadas al aire libre como es el caso de la jardinería, la recogida de residuos o la limpieza viaria.

A su vez, se han enviado ya más de 115.000 cartas a empresas de estos sectores en las que se les advierte de su deber de cumplir con el protocolo de prevención de riesgos laborales y velar por las condiciones de trabajo. De hecho, Díaz aseguró que la empresa en la que trabajaba el barrendero fallecido recibió una de estas misivas.

En esas cartas se recuerda a las compañías que deben hacer una medición de temperatura, establecer zonas de sombra y pausas en el trabajo, proporcionar a los trabajadores agua, crema solar, ropa holgada para la actividad que realicen, gorra... De no hacerlo, pueden ser sancionadas con multas que oscilan entre los 2.451 euros y los 983.736 euros. Las empresas además podrán hacer una distribución irregular de la jornada para evitar las horas de más calor o establecer jornadas continuas, como hacen por ejemplo algunos convenios de la construcción, que en verano pasan a realizar un horario de 7.30 a 14.30 horas, salvo casos urgentes.

«Si se demuestra que hay falta de medidas de protección, la empresa será responsable por incumplimiento en materia de prevención de riesgos laborales», explica Ana Ercoreca, inspectora de trabajo.

En cualquier caso, Ercoreca recalca que los trabajadores expuestos a temperaturas extremas pueden abandonar su puesto si advierten que la actividad entraña un riesgo grave e inminente para su salud -como es el hecho de que su temperatura corporal supere los 40 grados-, sin que la compañía pueda adoptar ningún tipo de penalización, como el despido o alguna sanción.

Recomendaciones

Además, la Inspección de Trabajo ha propuesto las siguientes recomendaciones para trabajar con temperaturas elevadas:

-Proporcionar agua potable en las proximidades de los puestos de trabajo.

-Planificar las tareas más pesadas en las horas de menos calor, adaptando, si es necesario, los horarios de trabajo.

-Hacer más pausas de lo habitual y en lugares frescos.

-Procurar vestir con ropas amplias, de tejido ligero y colores claros.

-Proteger la cabeza con gorra o sombrero.

-Aumentar la frecuencia de las pausas de recuperación.

-Habilitar zonas de sombra o locales frescos para el descanso de los trabajadores.

-Evitar el trabajo individual, favoreciendo el trabajo en equipo para facilitar la supervisión mutua de los trabajadores.

-Informar a los trabajadores sobre los riesgos relacionados con el calor, sus efectos y las medidas preventivas y de primeros auxilios que hay que adoptar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión