Nacional
Suscríbete por 1€

El 'conseguidor' de mascarillas de la Generalitat habló con la esposa de Torra

'El Confidencial' publica los mensajes de Perellada en los que se puede leer: "Ahora colgando a la mujer de Torra, que dice que a él lo tienen capado del todo".

Carola Miró, mujer del expresident Quim Torra.
Carola Miró, mujer del expresident Quim Torra.
Twitter

El empresario que intermedió para hacer llegar mascarillas a Cataluña al inicio de la pandemia, Roger Parellada, se lucró con esta operación una vez la Generalitat la desbloqueó después de que éste hablase con Carola Miró, la esposa del entonces presidente catalán, Quim Torra, según publica este martes 'El Confidencial'.

El 19 marzo de 2020, en el momento más crítico de la pandemia de la covid, en el que urgía conseguir material de protección ante la competencia internacional, la Generalitat acordó dar un anticipo de 35 millones de euros a una empresa de Parellada, 'Basic Devices', que se presentaba como intermediaria para el mercado chino.

Sin embargo, al día siguiente llegó una comunicación de las entidades financieras alertando de que había riesgo de que fuera una operación fraudulenta y el Departamento de Economía -entonces en manos del actual president Pere Aragonès- y el Instituto Catalán de la Salud (ICS) -que dirigía el hoy en día conseller de Salud, Josep Maria Argimon- decidieron cancelar la operación y presentar las denuncias pertinentes.

Con las cuentas congeladas con los 35 millones de euros, Parellada llamó por teléfono a Carola Miró, la mujer del entonces president Quim Torra y, al cabo de dos días, la operación se desbloqueó, ha informado este martes 'El Confidencial', que exhibe para ello mensajes de whatsapp de Parellada a sus socios: "Ahora colgando a la mujer de Torra, que dice que a él lo tienen capado del todo".

En una comparecencia en el Parlament el pasado marzo, Argimon relató que la operación se desbloqueó y la denuncia fue retirada porque el Departamento de Economía se reunió con representantes de la empresa y estos aportaron documentos que se consideraron suficientes para proseguir con la adquisición.

Según 'El Confidencial', Parellada comunicó a sus asociados que, durante toda esta operación, tuvo trato con Josep Maria Argimon, como director del ICS, y Albert Castellanos, que era secretario general de Vicepresidencia y de Economía y Hacienda, entre otros.

Este medio de comunicación calcula que, con esta operación, Parellada tuvo unas ganancias de 24 millones -sobre los 35 millones que facturó a la Generalitat-, cifras que el Departamento de Salud ve inverosímiles, ya que a través de este contrato llegaron a Cataluña casi 2 millones de mascarillas FFP2, otros 2 millones de quirúrgicas y 878.000 monos de protección, y cada unidad se pagaba entonces en el mercado internacional a un precio muy elevado.

En todo caso, PPC y Ciudadanos han pedido la comparecencia en el Parlament de la que entonces era consellera de Salud, Alba Vergés (ERC), para que dé explicaciones.

En rueda de prensa este martes tras la reunión del Consell Executiu, la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha recordado que el conseller Josep Maria Argimon ya compareció por esta operación en el Parlament "a petición propia" y que tanto la Sindicatura de Cuentas como la Oficina Antifraude de Cataluña "analizaron el expediente sin encontrar irregularidades" y archivaron el caso.

La Oficina Antifraude de Cataluña abrió una investigación por este contrato pero, al no apreciar indicios de delito, la cerró el pasado mayo y remitió el caso a Hacienda, para comprobar si se aplicó correctamente el IVA.

Pese a cerrar el asunto, la OAC mantiene que no había "cobertura legal" para que la Generalitat anticipara los 35 millones de euros, una operación que el propio Argimon admitió que fue un "riesgo" que, sin embargo, en aquel momento "había que asumir, y como prueba de ello indicó que el material adquirido al final llegó a Cataluña.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión