Nacional
Suscríbete por 1€

La bajada de la luz tardará al menos otro mes en notarse en el recibo al topar el gas

El Ejecutivo aprobará este viernes la medida, que tendrá que volver a pasar por Bruselas para que en pocas semanas avale su aplicación final.

El bono social es un descuento que se hace en la factura.
Los ciclos de facturación de las compañías eléctricas que venzan en los próximos días no podrán recoger la medida.
Archivo

Los más de 10 millones de clientes del mercado regulado (PVPC) no notarán los efectos del límite en el precio del gas en sus facturas de la luz al menos hasta mediados de junio. Y siempre que el Gobierno apure todos los plazos que tiene previstos para implantar la 'excepcionalidad ibérica' por la que España y Portugal toparán la cotización de esa materia prima en el mercado mundial para lograr que el coste diario de la electricidad caiga de forma moderada.

Para que esos hogares comprueben los efectos de la medida tienen que darse varias condiciones: primero, que el Ejecutivo apruebe el decreto que formaliza esa limitación del gas; después, que Bruselas vuelva a recibir el texto normativo aprobado por España, y en su caso por Portugal; y a partir de ahí, que el 'pool' comience a reflejar esa nueva realidad. Las previsiones apuntan que si el gas se limita a 50 euros/MWh (este martes cotizaba por el doble), el precio diario de la luz bajará a 140 euros/MWh. Y el recibo medio mensual, hasta un 35%.

Los ciclos de facturación de las compañías eléctricas que venzan en los próximos días no podrán recoger la medida. Lo harán a quienes se les facture la luz un mes después de la puesta en marcha de la limitación. Como mínimo, a mediados de junio, aunque en buena parte de los casos será una realidad práctica en los recibos emitidos a finales de ese mes o ya a principios de julio.

De hecho, apenas podrán recoger la previsible moderación del precio de la luz y no será hasta el próximo mes cuando se noten los primeros efectos de la medida, aunque el Ejecutivo esperaba que el texto estuviera listo a principios de mayo, una circunstancia que finalmente no ha sido posible.

De esta forma, los usuarios del mercado regulado (más de 1,2 millones de hogares se han pasado de la tarifa PVPC a alguna de las libres durante 2021, según la CNMC) acumularán prácticamente un año con facturas disparadas.

Decreto extraordinario

Inicialmente será este viernes, 13 de mayo, cuando el Gobierno apruebe el límite al precio del gas en el mercado mayorista, dentro del paquete de la 'excepcionalidad ibérica' consensuada con Portugal, y de la que este martes ambos países recibieron la aceptación preliminar para que redacten sus respectivos decretos normativos.

En el caso de España, el Ejecutivo convocará un Consejo de Ministros extraordinario para dentro de tres días, después de que este martes haya sido técnicamente imposible incorporar la medida a la orden del día. Así lo aclaran fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica, donde recuerdan la complejidad de la norma sobre la que no quieren dejar cabos sueltos.

Una vez que el decreto sea publicado en el BOE, el documento volverá a la Comisión Europea para que, esta vez sí, le de luz verde definitiva, si cumple con las condiciones y términos exigidos por Bruselas a España y Portugal. En la capital comunitaria esperan poder pronunciarse sobre el decreto "en una o dos semanas", apuntan fuentes europeas. La propia vicepresidenta, Teresa Ribera, indicó este martes en el Senado que espera que "en unos días o unas semanas" la 'excepción' estará "completamente operativa".

La Comisión no ha tomado una decisión definitiva. Y puede objetar cambios si la normativa que apruebe España no se ajusta a lo pactado en las últimas semanas. Bruselas examinará cada decreto -el español y el portugués- por separado, para dotar de más transparencia al proceso.

Autorización, con matices

Este lunes, la Comisión Europea autorizaba la propuesta presentada por España y Portugal después de arduas negociaciones entre ambos países, antes de que el pasado viernes presentaran a Bruselas el texto definitivo, adaptado a la legislación comunitaria y también a las exigencias del resto de socios europeos. Entre los detalles que quedan por conocer se encuentra la financiación de la medida. Desde Transición Ecológica optan por "distribuir" el coste, lo que implicará elevar las tarifas del mercado libre cuando se vayan renovando.

La limitación de la luz ha costado numerosas negociaciones entre los Estados miembro de la UE, sobre todo hasta el último Consejo Europeo de finales de marzo, en el que España y Portugal lucharon por aplicar su 'excepcionalidad ibérica', argumentando que podían limitar el precio del gas, sin que ello supusiera una distorsión del mercado energético comunitario, al ser mínimas las interconexiones de la Península Ibérica con el resto del continente, de apenas un 3%.

En este proceso, las eléctricas se han mostrado contrarias a aplicar esta medida como la fórmula para atajar la explosión del precio de la luz sobre todo tras la invasión de Ucrania al considerar que supondrá una distorsión en el mercado, ralentizará la firma de contratos a largo plazo, claves para el sector.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión