Nacional
Suscríbete

Renovación de los órganos institucionales

PSOE y PP acuerdan que Ángel Gabilondo sea el nuevo Defensor del Pueblo

Se trata del primer acuerdo para renovar los órganos institucionales. Gabilondo sustituirá a Francisco Fernández Marugán, exdiputado socialista de 75 años que ejerce este cargo en funciones desde julio de 2017

Ángel Gabilondo, nuevo Defensor del Pueblo
Ángel Gabilondo, nuevo Defensor del Pueblo
EFE

El PSOE y el PP han cerrado el acuerdo para la renovación institucional, que colocará a Ángel Gabilondo como Defensor del Pueblo, según han confirmado fuentes socialistas.

Gabilondo sustituirá a Francisco Fernández Marugán, exdiputado socialista de 75 años que ejerce este cargo en funciones desde julio de 2017, tras dejar el puesto la exdiputada popular Soledad Becerril al cumplir su mandato de cinco años.

Ángel Gabilondo (San Sebastián, 1949) es filósofo, fue ministro de Educación en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2011-2019) y desde 2015 lideró al PSOE en la Asamblea de Madrid, hasta que dimitió y renunció a recoger su acta después de las elecciones autonómicas del pasado 4 de mayo, cuando cosechó frente a Isabel Díaz Ayuso los peores resultados de su partido en Madrid.

El eterno candidato

Su nombre llevaba tiempo sonando como candidato y finalmente Ángel Gabilondo será el nuevo Defensor del Pueblo prolongando así la carrera política del exministro y exportavoz socialista en la Asamblea de Madrid, que parecía enterrada tras su debacle electoral.

Con su elección como Defensor del Pueblo, pendiente todavía de ratificación en el pleno del Congreso de los Diputados, terminan meses de rumores desde que empezó a filtrarse su nombre, en 2019, tras las elecciones autonómicas de ese año en la Comunidad de Madrid.

Entonces se había presentado por segunda vez como cabeza de lista del PSOE y ganó los comicios, pero sin conseguir la mayoría suficiente para poder gobernar.

Por ello, en el PSOE empezaron a pensar en otros posibles destinos para Gabilondo: como ministro de Educación en el Gobierno de Pedro Sánchez (cargo que ya ocupó durante la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero) o Defensor del Pueblo.

Su perfil de hombre cultivado y de consenso, sumado al hecho de no estar afiliado al PSOE, lo convertían en un buen candidato para esta institución encargada de defender los derechos fundamentales y las libertades públicas de los ciudadanos, pendiente de renovación desde 2017.

Sin embargo, la renovación del Defensor del Pueblo continuó encallada, al igual que la de otras cuatro instituciones que se han ido sumando con el tiempo a esta lista de asuntos pendientes: el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas, la Agencia de Protección de Datos y el Consejo General del Poder Judicial.

El nombre de Gabilondo seguía pese a todo sobre la mesa para ser el nuevo Defensor del Pueblo, hasta que llegó el adelanto electoral de mayo de este año en la Comunidad de Madrid, que pilló desprevenido al PSOE, sin tiempo para designar a un nuevo candidato para los comicios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión