Nacional
Suscríbete por 1€

Los principales cambios del Reglamento de Extranjería para jóvenes migrantes

El documento plantea rebajar gran parte de los requisitos exigidos a los jóvenes extranjeros tutelados reduciendo los plazos fijados para obtener la residencia y los requisitos económicos.

Imagen de archivo del pasaporte español
Imagen de archivo del pasaporte español
Europa Press Archivo

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este miércoles el real decreto por el que se modifica el Reglamento de Extranjería para agilizar la concesión de permisos de residencia y trabajo a los menores extranjeros no acompañados y a los inmigrantes extutelados al cumplir 18 años y que no queden desamparados.

El nuevo reglamento, que entrará en vigor a los veinte de su publicación, plantea rebajar gran parte de los requisitos exigidos a los jóvenes extranjeros tutelados reduciendo los plazos fijados para obtener la residencia y los requisitos económicos, aumentando la vigencia de esos permisos de residencia y facilitando el acceso a un empleo.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones calcula que podrán beneficiarse 15.000 inmigrantes: 8.000 menores extranjeros no acompañados y 7.000 de entre 18 y 23 años.

Estos son los principales cambios del nuevo Reglamento:

- Se reduce el plazo para conceder la primera residencia: de 9 a 3 meses y, cuando se superen esos 90 días, las oficinas de extranjería documentarán de oficio a los menores. La autorización se extinguirá, si se procede a su repatriación.

- Aumenta la vigencia de los permisos: la validez de la autorización inicial de residencia pasa de un año a dos y será renovable tres años más mientras el beneficiario siga siendo menor.

- Se crea un régimen propio para los menores no acompañados que alcanzan la mayoría de edad y cuentan con permiso de residencia: hasta ahora, cuando un menor tutelado cumplía 18, se le concedía una residencia no lucrativa, es decir, sin derecho a trabajar, a diferencia de los jóvenes autóctonos, que pueden empezar a trabajar a partir de los 16.

- Se consolida que la autorización de residencia incluya el permiso de trabajo a los chicos de entre 16 y 18 años.

- Menos requisitos económicos: para renovar su permiso de residencia, un joven extutelado deberá demostrar ingresos similares al ingreso mínimo vital que se tendría derecho a percibir como hogar unipersonal (470 euros al mes actualmente), salvo que la institución de acogida proporcione su sustento. A diferencia de lo que pasa actualmente, sí podrán computar los ingresos procedentes de un empleo o de ayudas sociales (prestaciones económicas o alquiler). La vigencia de esta renovación será de dos años, renovables por otros dos.

- Si llegan a la mayoría de edad sin documentar, podrán acceder a permiso de residencia y trabajo con requisitos "más acordes con la situación real" de este colectivo.

- La reforma beneficia también a los jóvenes extutelados que tienen ahora entre 18 y 23 años y que están indocumentados, ya que podrán acceder a las autorizaciones previstas para los menores que lleguen sin papeles a la mayoría de edad para evitar que caigan en la irregularidad sobrevenida y en situaciones de exclusión social.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión