Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Noelia de Mingo, la doctora que asesinó a tres personas en 2013, ingresa en el hospital tras apuñalar a dos mujeres

La agresora, que fue condenada a 25 años de internamiento psiquiátrico por matar a tres personas en la Fundación Jiménez Díaz, ha herido a la dependienta de un supermercado y la clienta de una farmacia, por cuyas vidas no se teme.

Noelia de Mingo
Noelia de Mingo
EFE

La Guardia Civil ha detenido este lunes en El Molar (Madrid) a Noelia de Mingo, médica que mató a tres personas en la Fundación Jiménez Díaz en 2003 e hirió a otras siete,  por agredir con un arma blanca a dos mujeres en esta localidad, según han informado fuentes de la investigación.

El suceso ha ocurrido pasadas las doce de la mañana en la Avenida de España cuando la presunta autora ha herido de gravedad a la dependienta de un supermercado.

Posteriormente se ha trasladado a una farmacia donde ha atacado también a otra mujer. La agresión múltiple se han producido sobre 12:03 horas de este lunes en el comercio MaxCoop Unide, situado en la avenida de España número 41. Allí ha llegado Noelia y, sin mediar palabra, ha sacado de entre sus ropas un cuchillo de unos 20 centímetros de largo y ha apuñalado en el pecho a Virginia, una de las cajeras, de 46 años.

Luego se ha dirigido al interior de la tienda, donde estaba la encargada, de 53 años, que ante los gritos de su empleada la ha visto venir y ha intentado zafarse, pero ha recibido varias heridas superficiales. Ha salido corriendo y se ha refugiado en la farmacia El Molar, situada enfrente.

Las dos empleadas, Adriana y Yolanda, han confirmado a los medios que la encargada de la tienda se ha refugiado allí y que inmediatamente después han cerrado el establecimiento para evitar que entrara De Mingo. "Aquí no ha llegado a entrar. Estamos todos bien y la dueña tenía dos heridas, pero bien, solo nerviosa, como nosotras", han relatado.

Varios heridos han intentado frenar nuevas acciones de la agresora, mientras llamaban a la Policía y se encerraban en casas o tiendas cercanas. Minutos después, dos policías locales de El Molar han conseguido desarmar y detener a la autora, tras intentar escapar y acuchillar a uno de los agentes.

La arrestada ha sido dirigida a dependencias del Puesto de El Molar de la Guardia Civil, para ahora ser trasladada ha primera hora de la tarde al acuartelamiento de San Agustín de Guadalix. El arma ha sido localizada y pendiente de su recogida por personal especialista de Policía Judicial.

Por su parte, los sanitarios del Summa ha atendido a las dos heridas. La más grave, la empleada del supermercado, presentaba una herida de arma blanca en el hemitórax izquierdo. Tras ser estabilizada por los sanitarios del Summa, ha sido trasladada grave en un helicóptero al Hospital 12 de Octubre. La otra víctima tenía varias heridas incisas de carácter moderado en la espalda y costado izquierdo. Fue evacuada en ambulancia a La Paz.

Los sanitarios del Summa-112, con apoyo de Guardia Civil, han trasladado esta tarde a Noelia de Mingo a la Unidad de Psiquiatría del Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes para su ingreso forzoso, según han informado fuentes de la Benemérita y de Emergencias Comunidad de Madrid.

De Mingo permanecerá ingresada, en calidad de detenida y custodiada por la Guardia Civil, hasta pasar a disposición judicial. Su estado de salud físico es bueno, ya que no prese

Condenada a 25 años en 2006 y puesta en libertad en 2017

La Audiencia Provincial de Madrid dejó en libertad en octubre de 2017 a Noelia de Mingo, condenada en 2006 a 25 años de internamiento psiquiátrico por matar a tres personas y herir a otras siete en el hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

Tras seis años interna, De Mingo comenzó en 2011 a disfrutar de salidas terapeúticas durante varios años, algunos de estos permisos de varios meses y que habían sido autorizados por un juez de vigilancia penitenciaria. En ninguna de estas salidas tuvo problemas

Finalmente, en octubre de 2017, la Audiencia Provincial magistrados acordó sustituir el régimen interno de Noelia de Mingo por tratamiento ambulatorio y custodia familiar de tal forma que quedaba a cargo de su madre y bajo estricta vigilancia clínica de su psiquiatra de cabecera, quienes deberán informar de forma puntual de la evolución de su dolencia por si fuese necesario aplicar medidas terapéuticas de urgencia.

Esquizofrenia paranoide

Los magistrados resolvieron que si bien De Mingo padecía una enfermedad para la que no se conoce cura, esquizofrenia paranoide crónica, se mantenía estable, no había vuelto a presentar desde su internamiento episodios de descompensación y era plenamente consciente de su dolencia .Es decir, recoge la resolución de hace cuatro años, "si bien Noelia de Mingo padece una enfermedad para la que no se conoce cura, esquizofrenia paranoide crónica, se mantiene estable, no ha vuelto a presentar desde su internamiento episodios de descompensación, es plenamente consciente de su dolencia y reconoce perfectamente los síntomas que pudieran hacerle ver que puede empeorar".

La Audiencia indicó que los especialistas señalaron de forma unánime que se había adaptado sin contratiempos al centro psiquiátrico penitenciario y poseía clara conciencia del daño ocasionado y recordaban que había disfrutado de diversos permisos, sin aparición de síntomas, con buena adaptación laboral y familiar y colaboración plena en el control de su afección.

Los magistrados subrayaron que la medida de seguridad de internamiento tiene como objetivo la curación de la persona y la posibilidad de volver a vivir en sociedad sin peligro para terceros.

En respuesta a la inquietud de las víctimas, perjudicados y familiares afirmaron que entienden "los sentimientos de temor, impotencia e incluso deseo de venganza de quienes se vieron afectados de manera directa por el dramático hecho que dio origen a este procedimiento".

Sin embargo, "es precisamente en beneficio de tales perjudicados y del resto de la sociedad por lo que se debe actuar conforme a lo que marca la ley, que es adaptar la respuesta a la situación psíquica de cada persona afectada por una alteración de este tipo".

"La clave a juicio de este tribunal para hacer compatible ese equilibrio entre necesidad terapéutica de la respuesta estatal y seguridad está en el control y en el seguimiento puntual y razonable de la persona afectada por la medida", concluyeron. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión