Nacional
Suscríbete

afganistán | evacuación de los españoles y sus colaboradores

El primer vuelo con 55 repatriados de Afganistán llega a España

El avión A400M y la tripulación de la Base de Zaragoza serán relevados este jueves.

España comenzó este miércoles la repatriación desde el aeropuerto internacional de Kabul de los ciudadanos españoles y de sus colaboradores afganos atrapados por el ascenso al poder de los talibanes tras la retirada de las tropas internacionales. Un avión del Ejército del Aire, el moderno A400M de transporte de larga distancia, de la Base de Zaragoza, aterrizó a primera hora de la tarde en el aeródromo Hamid Karzai de la capital afgana procedente de Dubái, donde regresó horas después y este jueves de madrugada ha llegado a la base de Torrejón, en Madrid.

Fuentes militares detallaron que la salida del A400M desde Kabul se realizó con una tripulación completa para afrontar un despegue táctico con movimientos a los dos lados del avión blindado para evitar un posible ataque desde tierra.

El primer vuelo del operativo coordinado por los ministerios de Defensa y Exteriores trasladó a unos 55 pasajeros, entre miembros de la delegación diplomática, fuerzas de seguridad y empleados afganos y sus familiares. Está previsto que este jueves continúe la evacuación de personal si se mantiene la normalidad en el aeródromo de Kabul, gracias al pacto de no agresión alcanzado por el mando estadounidense, responsable del tráfico aéreo, con los talibanes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado la llegada del grupo a España. "El primer avión con personal de la embajada en Afganistán, españoles y colaboradores ha aterrizado ya en Torrejón", ha dicho en su cuenta de Twitter

Los ministros de Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, y de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, han recibido al grupo.

Albares ha confirmado que "ya no quedan españoles" en Afganistán, a excepción de "los necesarios para proseguir la evacuación", mientras que Escrivá ha calificado acompañar al grupo como "un momento emocionante". 

Llega a Madrid el primer avión militar enviado a Afganistán

"Estremece y emociona, el recibir a los primeros ciudadanos afganos solicitantes de protección internacional y sus familias, muchos niños, y escuchar como describen la dureza del proceso", ha dicho el responsable de Migraciones en su cuenta de Twitter.

Asimismo, ha explicado cómo serán acogidos en España: "Estarán un máximo de 72 horas en una instalación temporal y luego serán trasladados a nuestros recursos del sistema de acogida, donde se iniciará su proceso de integración". Por otro lado, ha agradecido las propuestas de colaboración de las comunidades autónomas y ayuntamientos para la acogida de los colaboradores afganos según recoge el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en su cuenta de Twitter. 

El avión A400M que ha llegado a la Base de Torrejón se desplazará a la Base de Zaragoza, donde será remplazado por otro de los diez aparatos del mismo modelo del Ala 31 y la tripulación de los pilotos que lleguen también será relevada. Su salida hacia Dubái para continuar en la operación podría programarse al mediodía.

Un plan de 75 pasajeros

El plan inicial consiste en embarcar a grupos inferiores al centenar de personas, unos 75 pasajeros, en cada vuelo hasta completar la lista que manejan las autoridades españolas, por lo que la misión puede prolongarse una semana, según fuentes militares. Además de los 25 empleados de la embajada y de la media docena de residentes españoles, la principal dificultad se encuentra en coordinar la salida de los colaboradores locales de las misiones españolas en las provincias de Herat y Badghis.

Muchos de ellos no han logrado llegar todavía a Kabul o se encuentran aún escondidos en la capital sin haber alcanzado el aeropuerto. Fuentes militares señalaron que este retraso de la llegada de los traductores al aeropuerto de Kabul puede hacer demorar una semana la operación completa de la repatriación prevista por el Gobierno español.

El embajador en funciones, Gabriel Ferrán, que cesó en su puesto el pasado 5 de agosto, permanecerá en la ciudad hasta el fin del operativo, por lo que se irá en el último avión A400M.

En ese último viaje saldrían de Kabul también los 30 integrantes del EADA (Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo) de la Base de Zaragoza que deben permanecer en el aeropuerto afgano para controlar la seguridad en todos los vuelos.

En un primer momento se cuantificó este grupo de colaboradores y familiares en 400 personas, luego se elevó al medio millar y este miércoles aumentó hasta las 800 debido a la inclusión en este operativo nacional de colaboradores de la Unión Europea. El pasado lunes, el ministro de Exteriores José Manuel Albares y el alto representante comunitario Josep Borrell acordaron que Bruselas coordinará el traslado en los aviones españoles de cooperantes afganos de otros estados.

Estas personas serán alojadas temporalmente en la base aérea de Torrejón de Ardoz y luego se repartirán por cuotas entre los países europeos. En España se quedarían entre 40 y 60 afganos, según las previsiones iniciales. El coste de todo el proceso, empezando por los aviones y pasando por el alojamiento temporal de los afganos en España, será sufragado por la UE, que también se encargará del traslado al destino final de estas personas: Alemania, Francia o Italia.

Ventana de oportunidad

Este miércoles, el primer embarque de personas se realizó con éxito a pie de pista del aeropuerto de Kabul. En apenas una hora, entre las 13.00 y las 14.00, los militares españoles aprovecharon la ventana de oportunidad facilitada por el mando norteamericano del aeropuerto. Dos filas de pasajeros entraron por la cola del A400M, sustituto del histórico Hércules, protegidos por un perímetro circular de soldados armados. Una vez completada la carga, el avión emprendió de nuevo ruta con destino a Dubái, a donde llegó a las 19.00.

Se trata de la escala intermedia prevista por el dispositivo español antes de poner rumbo final a Madrid. Precisamente, en el aeropuerto emiratí de Al Minhad se encuentran otros dos aviones similares del Ejército de Aire, uno de ellos medicalizado, que forman parte del plan de evacuación de Kabul.

En cada aparato van seis pilotos (tres de ellos especializados en vuelos logísticos sin dificultad, como el de Madrid-Dubái, y otros tres en vuelos tácticos como el aterrizaje en Kabul) y seis supervisores de carga. En total, unos 80 militares se desplazaron a la ciudad del emirato con varias tripulaciones del Ala 31 de Zaragoza, del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), del batallón Cívico Militar (Cimic) del Ejército de Tierra y la Unidad Médica de Aeroevacuación (Umaer), del Ejército del Aire.

España envía un tercer avión medicalizado a Dubái para colaborar en la repatriación de Afganistán
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión