Nacional
Suscríbete por 1€

derechos

Los detenidos por matar a Samuel serán juzgados por un asesinato homófobo

La acusación popular, ejercida por una asociación LGTBI gallega, anticipó hoy a la instructora que calificará los hechos como un crimen de odio. Ratifican la cárcel para los cinco arrestados, los tres adultos en la prisión de Teixeira y los dos menores en un centro cerrado.

Salen deljuzgado los tres encarcelados por el crimen Samuel
Salen deljuzgado los tres encarcelados por el crimen Samuel
Cabalar

Los adultos detenidos como presuntos responsables de la brutal paliza que terminó hace un mes con la vida del joven coruñés Samuel Luiz se enfrentarán en el juicio a las penas más altas que el Código Penal español permite para este tipo de crímenes, pues además de ser acusados de asesinato lo serán también de un delito de odio.

Así se lo comunicó este jueves a la juez el letrado de la Asociación por la Libertad Afectiva y Sexual (Alas A Coruña), que tratará de demostrar y convencer a los nueve miembros del jurado de que el linchamiento que sufrió este auxiliar de enfermería homosexual por una manada de energúmenos en la madrugada del 3 de julio en la zona de ocio nocturno coruñesa no es un simple crimen sino un asesinato homófobo.

Las acusaciones anticiparon la contundencia de las calificaciones penales que van a llevar al juicio durante la comparecencia en la que la titular del juzgado número 8 de La Coruña, la instructora del caso, comunicó en persona a los cuatro adultos arrestados por estos hechos que ha abierto contra ellos una causa del tribunal del jurado por los posibles delitos alternativos de homicidio u asesinato, una imputación que podría concretar más a la vista de cómo evolucione la investigación, según confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

La comparecencia, obligada por el artículo 25 de la ley del jurado, sirvió también para que todas las partes, acusaciones y defensas, hiciesen una primera valoración sobre los posibles delitos investigados y pidiesen nuevas diligencias de investigación complementarias a las que ya realiza con el auxilio de la Policía Nacional, los peritos judiciales y forenses. De hecho, en unos días, la magistrada deberá dictar un auto en el que indique qué pruebas de las pedidas por las partes estima conveniente practicar.

Sea cual sea el delito por el que la instructora decida dictar el auto de apertura de juicio oral, la principal acusación contra los tres varones y la mujer mayores de edad detenidos será la de asesinato. Es la que plantearán al jurado tanto el fiscal, como las dos acusaciones particulares, las ejercidas por la familia de Samuel Luiz y por Ibrahima Diack, el senegalés que se jugó la vida para tratar de proteger de la paliza al joven de 24 años que acabó muerto, y por la acusación popular, ejercida por Alas A Coruña.

Los imputados mayores de edad han sido trasladados este jueves a los juzgados de A Coruña

Posible división de la causa

Los cuatro letrados coincidieron en que la brutal paliza, de seis minutos de duración, en la que al menos cinco jóvenes golpearon, patearon y aporrearon durante 150 metros a una víctima que ni siquiera intentó defenderse no es un simple homicidio -acción por la que se quita la vida a otro- sino un asesinato, su forma agravada. No entraron en demasiados detalles, pero ven la acción de una auténtica jauría humana, que además de asegurarse la posible alevosía -despojar a la víctima de toda capacidad de defensa- habría incurrido en un claro ensañamiento, dos factores que convierten cualquier homicidio en un asesinato. No es baladí, la pena del primero va de 10 a 15 años de cárcel, mientras la del segundo arranca en el tope de 15 años y llega hasta los 25.

El ADN de los dos principales acusados se ha encontrado en la ropa y el cuerpo de Samuel y en la botella

El fiscal, además, también anticipó que solicitará que uno de los tres varones adultos, el que presuntamente arrebató el móvil a un Samuel moribundo, sea condenado por robo con violencia y que se separe en otra causa independiente el juicio por las lesiones graves causadas a Diack. Alas A Coruña, que gestiona el Observatorio contra la LGTBIfobia de la ciudad, se empleará a fondo en probar que el "o dejas de grabar o te mato, maricón", con el que el principal agresor inició la paliza, según una testigo, y el "maricón", con el que se refirieron horas después a Samuel en la reunión en la que debatieron cómo eludir la acción de la justicia, según el sumario, prueban el móvil homófobo. En consecuencia, pedirán la condena por sendos delitos de odio de al menos los dos imputados cuyo ADN estaba en la cara machacada de la víctima y en la botella que se usaron para golpearle.

La Audiencia Provincial de La Coruña también confirmó este jueves la prisión provisional para los tres varones adultos imputados, que están presos en Teixeira, y el internamiento en un centro cerrado de los dos menores detenidos por la misma brutal paliza.   

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión