Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Robles desvincula al Ejército de Aire de la entrada de Gali en España

La ministra de Defensa ha asegurado que ni su departamento ni el Ejército del Aire tienen "absolutamente nada que ver" con la entrada del líder del Frente Polisario en España.

Avión en el que salió Gali de España en el aeropuerto de Pamplona
Avión en el que salió Gali de España en el aeropuerto de Pamplona
Efe

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado este jueves que ni su departamento ni el Ejército del Aire tienen "absolutamente nada que ver" con la entrada del dirigente del Frente Polisario Brahim Gali en España a través de un aeródromo militar.

En declaraciones desde Marjayoun a los medios desplazados a Líbano, Robles se ha pronunciado así sobre la investigación judicial de la entrada de Gali en España con identidad falsa para ser ingresado por covid en el hospital de Logroño.

Durante la investigación, el jefe de Gabinete de la entonces ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, Camilo Villarino, dijo al juez que él mismo comunicó al Estado Mayor del Ejército del Aire que no era preciso realizar trámites de aduana o inmigración a los ocupantes del avión, algo a su juicio "perfectamente coherente tanto con la práctica establecida como con la legislación vigente aplicable".

La titular de Defensa, preguntada por este asunto, ha precisado que el Ejército tan solo controló una maniobra de aterrizaje de un avión oficial.

Robles ha subrayado su colaboración con la Justicia, si bien ha insistido en que es un tema que trasciende del Ministerio de Defensa y del Ejército del Aire. 

La Asociación de Diplomáticos defiende al jefe de Gabinete de Laya en el caso gali

La Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE) ha salido en defensa del diplomático Camilo Villarino, quien fuera director del Gabinete de la exministra de Exteriores Arancha González Laya, quien está siendo investigado por un juzgado de Zaragoza por ordenar la entrada en España sin control policial del líder del Frente Polisario, Brahim Gali.

Por medio de un comunicado, la Junta Directiva de la ADE ha subrayado que Villarino actuó el pasado 18 de abril, día de la llegada a España del mencionado Brahim Gali, "en el marco de sus funciones, de acuerdo con las instrucciones recibidas y los procedimientos establecidos".

La ADE asegura "tener la certeza" de que el Ministerio y la Abogacía del Estado "llevarán a cabo una defensa firme en el plano judicial de la integridad profesional de nuestro compañero y de su honorabilidad" en caso de que sea imputado por los delitos de prevaricación, encubrimiento personal y malversación de caudales públicos, por haber autorizado la entrada del líder polisario en España sin necesidad de pasar por un control de pasaportes.

El comunicado de los diplomáticos subraya también que Villarino cuenta con una "meritoria y dedicada trayectoria como funcionario diplomático que le ha hecho acreedor de una impecable reputación".

Gali llegó a España el pasado mes de abril a bordo de un avión oficial argelino para ser tratado por un caso grave de coronavirus en un hospital de Logroño en el que ingresó bajo identidad falsa en un intento por no llamar la atención de Marruecos, enemigo declarado del polisario.

La decisión de España de permitir la entrada de Ghali "por motivos humanitarios" desató las iras de Marruecos, que desde entonces ha rotio toda comunicación con España y ha permitido la llegada de cientos de inmigrantes irregulares en avalanchas en Ceuta y Melilla.

El juzgado de instrucción número 7 de Zaragoza investiga la llegada de Ghali, al entender que podría ser constitutivo de delitos de uso de documento falso, prevaricación y encubrimiento personal.

El Ministerio de Exteriores siempre ha subrayado que Gali entró en España de manera legal y siguiendo el protocolo que se aplica a todos los pasajeros de vuelos oficiales, a quienes por "cortesía diplomática" no se exige pasar por un control policial y de pasaporte a su llegada.

El diplomático ahora cuestionado, Villarino, era entonces jefe de Gabinete de la entonces ministra González Laya, y en calidad de tal habría dado instrucciones al Estado Mayor del Ejército del Aire de que, siguiendo con los procedimientos habituales, no se hiciera un control de pasaportes a los ocupantes del vuelo argelino, una forma de actuar "perfectamente coherente tanto con la práctica establecida como con la legislación vigente aplicable", explicó Exteriores. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión