Nacional
Suscríbete

sucesos

Desalojadas 168 personas por el incendio de Anoia, que lleva quemadas 1.295 hectáreas

El fuego que comenzó ayer en Santa Coloma de Queralt (Tarragona) continúa sin poder controlarse y avanza con virulencia. Una colilla mal apagada o un chispazo generado por el motor de un vehículo se investigan como posibles causas.

Incendio forestal en Santa Coloma de Queralt (Tarragona)
Incendio forestal en Santa Coloma de Queralt (Tarragona)
Susanna Sáez

El incendio que comenzó ayer en Santa Coloma de Queralt (Tarragona) pero que este domingo afecta sobre todo a la comarca barcelonesa de Anoia ha obligado hasta el momento al desalojo de 168 personas y ha quemado ya 1.295 hectáreas. Los Bomberos de la Generalitat han informado de que, a la 82 personas desalojadas a última hora de ayer y la pasada noche, se han sumado esta mañana otras 86.

Cuarenta y seis de las personas desalojadas hoy son residentes de masías del municipio de Sant Martí de Tous. También se ha desalojado una cuarentena de niños y monitores de la casa de colonias "La Censada", de Santa Margarida de Montbui, que esta tarde regresarán a sus domicilios.

Las personas desalojadas ayer están acogidas en el edificio del ateneo de Sant Martí de Tous, en Santa Coloma de Queralt y en el local social de Santa Maria de Miralles, excepto muy pocos casos que han optado por ir a la casa de algún familiar. En su mayoría fueron desalojados de masías y casas aisladas de los citados municipios.

El Cuerpo de Agentes Rurales, por su parte, ha informado de que hasta las 14:00 horas de este domingo han ardido 1.295 hectáreas, de las 940 son de masa forestal; 350, agrícola; y 5, urbana. Un total de 856 hectáreas forman parte del espacio protegido del Sistema Prelitoral Central.

La gran mayoría de las hectáreas quemadas, 1.068, se encuentran en el municipio barcelonés de Bellprat; 70, en Les Piles; 48,5, en Santa Coloma de Queralt; 106,5, en Santa Maria de Miralles, y 2, en Pontils. Como preveían los efectivos que trabajan en la zona, el fuego avanza sin control y, si finalmente se abre mucho el flanco izquierdo del incendio, podría estar comprometidas hasta 5.000 hectáreas.

Además de las 138 dotaciones terrestres de los Bomberos de la Generalitat, en la zona trabajan Agentes Rurales, Mossos d’Esquadra, policías locales, Guardia Civil, 26 dotaciones de la Unidad Militar de Emergencias (UME); Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF), dieciocho medios aéreos, de los que nueve son del Ministerio de Transición Ecológica, Sistema de Emergencias Medicas (SEM), Cruz Roja, Protección Civil y Agrupaciones de Defensa Forestal (ADF). 

Una colilla, posible causa del fuego

Una colilla mal apagada o un chispazo generado por el motor de un vehículo o algún tipo de maquinaria se investigan como principales causas del incendio. Según fuentes de la investigación, los Mossos d'Esquadra y el cuerpo de Agentes Rurales, responsables de analizar las causas del fuego, han logrado ya situar el punto en el que se inició y reconstruir los primeros momentos de propagación del fuego, gracias a algunos vídeos y al testimonio de varias personas.

Al haberse iniciado en el arcén de la carretera, la principal hipótesis es que el incendio no sea intencionado, sino provocado por alguna negligencia o debido a un accidente. Como causas más probables del fuego, se investiga si las llamas pudieron originarse por una colilla mal apagada arrojada a la carretera por el conductor o el ocupante de un vehículo.

Otra de las posibilidades es que el fuego se desatara por accidente, debido a un chispazo despedido del motor de un vehículo o provocado por la rozadura de un neumático sobre el asfalto, han añadido las mismas fuentes. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión