Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

asesinatos

Asesinada una cooperante española de Médicos Sin Fronteras en Etiopía

Exteriores confirma la muerte de María Hernández, de 35 años y procedente de Salamanca, y trabaja ya con las autoridades del país para esclarecer los hechos.

Asesinan a una cooperante española de MSF en la región etíope de Tigray
Asesinan a una cooperante española de MSF en la región etíope de Tigray
MSF

La cooperante española María Hernández y otros dos colegas etíopes, todos empleados de Médicos Sin Fronteras (MSF), fueron asesinados el jueves en un ataque cometido en Tigray, región al norte de Etiopía sumida en una guerra desde el pasado noviembre, informó este viernes la propia organización humanitaria.

"Hoy estamos de luto tras recibir la confirmación del fallecimiento de tres de nuestros compañeros que trabajaban en Tigray", afirmó la jefa de comunicaciones de MSF para África del Este, Sophie Madden, en un comunicado.

"María Hernández, nuestra coordinadora de emergencias; Yohannes Halefom Reda, nuestro coordinador asistente; y Tedros Gebremariam Gebremichael, nuestro conductor, viajaban ayer (jueves) por la tarde cuando perdimos el contacto con ellos", relató la portavoz.

"Esta mañana, el vehículo fue encontrado vacío y, a pocos metros de distancia, sus cuerpos sin vida", subrayó Madden, al condenar el "brutal asesinato" de los cooperantes en "los términos más enérgicos posibles".

Hernández, de 35 años; Yohaness, de 31; y Tedros, también de 31, se encontraban en Tigray "brindando asistencia a la gente y es impensable que pagaran con sus vidas por este trabajo", indicó MSF.

María Hernández, afincada Madrid, actuaba como coordinadora de emergencias en MSF. Inició su trabajo en esta ONG en 2015 en la República Centroafricana y desde entonces había desempeñado diferentes labores para ella en Yemen, México y Nigeria. Nacida en el pueblo salmantino de Sanchotello, la noticia de su muerte causó un gran impacto a nivel local. La alcaldesa, Magdalena Sánchez, explicó que pasó sus primeros años en la localidad -que visitaba por temporadas- y luego se trasladó con su familia a la capital de España.

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación ha confirmado este viernes el asesinato de María Hernández y ha asegurado que está ya en contacto con las autoridades del país para esclarecer lo ocurrido.

"Gran tristeza por el asesinato de tres cooperantes de MSF, entre ellos la española María Hernández en Tigray", ha escrito la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, en su Twitter.

La jefa de la diplomacia ha aprovechado para expresar su "sentido pésame a sus familiares y amigos y ha asegurado que su Ministerio ya está "en contacto con las autoridades de Etiopía para esclarecer los hechos y repatriar el cadáver".

Fuentes diplomáticas han indicado que desde la Embajada de España en Etiopía "se están haciendo todas las gestiones administrativas necesarias para agilizar al máximo la repatriación del cuerpo". Asimismo, han precisado que la ministra está en contacto directo con los responsables de MSF. 

Conflicto desde el pasado noviembre

El conflicto en la región etíope estalló el pasado 4 de noviembre después de que el Gobierno central atacara al Frente Popular de Liberación de Tigray (FPLT), el partido que gobernaba hasta entonces ese territorio, en represalia por una presunta agresión previa de fuerzas tigriñas a una base del Ejército federal.

Desde entonces, miles de personas han muerto, cerca de dos millones se han visto desplazadas internamente en la región, y al menos 75.000 etíopes han huido al vecino Sudán, país fronterizo con Tigray, según datos oficiales.

Además, organizaciones pro derechos humanos han denunciado violencia indiscriminada y atrocidades cometidas contra la población civil en Tigray, entre ellas más de mil casos de violencia sexual documentados, aunque la cifra real podría ser mucho más alta.

Catorce víctimas españolas en las dos últimas décadas

El asesinato de María Hernández en un ataque en el norte de Etiopía se une al de otros 13 cooperantes desde 1990 -la mayoría médicos, enfermeros o técnicos de varias ONG- mientras cumplían su misión humanitaria en diferentes partes del mundo. La mitad perdieron la vida en África (tres en Ruanda, uno en Mozambique, otro en Guinea Ecuatorial, uno más en Marruecos y María Hernández en Etiopía) y otros cuatro murieron en América (dos en El Salvador, uno en Colombia y uno en Perú)

En Europa (Bosnia y Chechenia) murieron dos cooperantes españoles más. La última víctima, la fisioterapeuta Lorena Enebral perteneciente al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), fue asesinada en Afganistán en 2017.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión