Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

La Audiencia Nacional reabre una querella contra el líder del Frente Polisario

El juez Santiago Pedraz constata que Brahim Gali ingresó afectado de covid-19 en un hospital de Logroño bajo una identidad argelina falsa.

Brahim Gali, secretario general del Frente Polisario.
Brahim Gali, secretario general del Frente Polisario.
FP/EP

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha reabierto este martes la querella presentada por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humano (Asadedh) contra el líder del frente Polisario, Brahim Gali, en la que se le acusa de los delitos de genocidio, torturas, asesinato y desapariciones cometidos contra la población saharaui disidente refugiada en los campamentos de Tinduf (Argelia). Gali permanece actualmente hospitalizado en Logroño tras ser trasladado a España por complicaciones médicas derivadas de la covid. Un hecho que enojó a Marruecos y es uno de los detonantes de la crisis diplomática ahora abierta en Ceuta y Melilla.

Aunque el juez no considera necesaria la adopción de medidas cautelares, le cita para declarar en calidad de investigado el próximo 1 de junio, a las 10.30, en la Audiencia Nacional.

El auto del Juzgado Central de Instrucción número 5 recuerda que el pasado 23 de abril la letrada de Asadedh solicitó la reapertura de la causa (sobreseída provisionalmente en octubre del 2020) tras la publicación de informaciones que apuntaban que Gali se encontraba en España, en el hospital San Pedro de Logroño, bajo la identidad falsa de Mohamed Bembatouche para ser tratado, en estado grave, de coronavirus.

El auto señala que la notificación de la querella al líder del Frente Polisario se realizará "una vez comparezca en este juzgado o sea dado de alta hospitalaria" y que "no procede por el momento la adopción de medidas cautelares" contra Gali "considerando que no se ha acreditado los presupuestos de las medidas cautelares interesadas máxime cuando no hay indicios claros de participación en las conductas recogidas en la querella".

El pasado 10 de mayo, el Juzgado Central de Instrucción remitió a la Comisaría General de Información una cédula de citación para el próximo 1 de junio, que fue entregada un día después al propio Gali. Según informó la Policía Nacional, a pesar de su delicado estado de salud, Gali entendió en castellano el contenido de la misma y se negó a firmar su recepción aduciendo que "era su deseo contactar con la embajada argelina y con personas de su confianza".

Mohamed Benbatouche

La documentación también revela cómo fue el proceso de identificación de Gali en el hospital San Pedro de Logroño. Tres agentes se desplazaron el 4 de mayo hasta allí, en donde los responsables sanitarios les confirmaron que el 18 de abril había ingresado en el centro hospitalario bajo el nombre de Mohamed Benbatouche. El paciente llegó a las 22.48, procedente de Zaragoza y en una ambulancia medicalizada del Servicio de Salud de Aragón junto a dos personas: un doctor de nacionalidad extranjera, posiblemente argelino, y un familiar, que aportaron un documento médico que aseguraba que se trataba de un paciente en estado muy grave por neumonía bilateral que le impedía respirar de forma autónoma.

Los responsables del hospital esperaban que Gali saliera de la UCI para recibir el alta médica durante esta semana y expusieron que en aquel momento (principios de mes) no estaba en disposición de acudir a una cita judicial por su extrema debilidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión