Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

La Guardia Civil detiene a un sospechoso de matar a sus dos hermanos en Badajoz

Los agentes encontraron los cadáveres en el interior de la casa donde vivían, en Los Santos de Maimona, con signos de violencia.

Momento de la detención en Los Santos de Maimona
Momento de la detención en Los Santos de Maimona
Efe

"Tengo una escopeta y os voy a matar a todos". Rafael gritaba estas amenazas a las puertas de su casa, en la calle san Cristóbal del municipio pacense de Los Santos de Maimona. Hacía días que sus dos hermanos, Kikín y Antonio no daban señales de vida. Rafael llegó a blandir una horca de heno para alejar a los curiosos y los miembros de las fuerzas de seguridad que se agolpaban cerca de su casa. Al final los agentes lo apresaron el jueves y encontraron por la noche los dos cadáveres, que presentaban signos de violencia, en el interior de la vivienda. Detenido por resistencia y desobediencia a la autoridad, el hombre, de 61 años, está acusado del doble fratricidio. Las víctimas y Rafael vivían en la casa familiar, que era de sus padres, y habían protagonizado algún altercado con los vecinos.

Desde el pasado miércoles, la directora del centro del día no tenía noticias del paradero de Kikín y Antonio, adonde acudían regularmente para comer y recoger la cena. Ambos sufrían alcoholismo y habían padecido depresiones. La Guardia Civil de los Santos de Maimona se enteró de la ausencia de los hermanos, de 64 y 68 años, por boca de la policía local. Fue entonces cuando agentes del instituto armado acudieron a la casa de los desaparecidos, donde se encontraba el hermano menor, Rafael, de 61 años, que los recibió con primero con hostilidad y luego con una violencia manifiesta, consecuencia de sus trastornos psiquiátricos. Los vecinos contaron a las fuerzas de seguridad que Rafael les había comentado que sus hermanos habían viajado a Portugal, aunque después dio otra versión muy distinta. Contó que se habían marchado para disfrutar de la compañía de prostitutas. Eran declaraciones poco fiables, pues los agentes encontraron el coche de uno de los desaparecidos aparcado cerca de la vivienda. Sus teléfonos, por añadidura, estaban apagados.

A la vista del comportamiento del menor de los tres hermanos, que se negó reiteradamente a que la Guardia Civil entrara en la casa y que durante dos horas estuvo entrando y saliendo de la vivienda muy alterado, los agentes le detuvieron y enviaron al cuartel.

Con el mandamiento judicial en la mano, firmado por el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Zafra, efectivos de de la institución entraron por la noche en la casa para inspeccionarla. Si bien se está a la espera de la autopsia, los cadáveres presentaban señales de haber sufrido un traumatismo craneoencefálico producido por un objeto contundente.

La Guardia Civil prosigue la investigación para esclarecer el caso. Mientras tanto, el presunto autor del crimen se encuentra en dependencias policiales de Zafra y pronto será puesto a disposición judicial.

El Ayuntamiento de Los Santos de Maimona ha decretado dos días de luto oficial por la muerte de los vecinos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión