Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

España exigirá también una PCR negativa a los franceses que entren por vía terrestre a partir del martes 

Madrid, 27 mar (EFE).- Las personas procedentes de zonas de riesgo de Francia que lleguen a España vía terrestre deberán disponer de una PCR u otra prueba diagnóstica para coronavirus, con resulta...

Madrid es uno de los lugares más atractivos para el turismo francés en este tiempo.
Madrid es uno de los lugares más atractivos para el turismo francés en este tiempo.
20M

Las personas procedentes de zonas de riesgo de Francia que lleguen a España vía terrestre deberán disponer de una PCR u otra prueba diagnóstica para coronavirus, con resultado negativo y realizada en las setenta y dos horas previas a la entrada, como ya se exige a los que llegan en barco o avión.

Quedan excluidos de la obligación de presentar esta prueba los menores de seis años, los camioneros en el ejercicio de su actividad profesional, los trabajadores transfronterizos y los residentes en zonas fronterizas, en un radio de 30 kilómetros alrededor de su lugar de residencia.

Así se recoge en una orden del Ministerio de Sanidad, que publica este sábado el Boletín Oficial del Estado (BOE), que califica la medida de "urgente y necesaria" ante la situación epidemiológica.

Además, justifica que es "proporcional", en cuanto a que es "plenamente adecuada para alcanzar la finalidad perseguida, que es precisamente evitar la transmisión del coronavirus y sus dichas variantes en nuestro país".

Esta nueva exigencia llega en medio de la polémica por las fiestas ilegales y el denominado "turismo de borrachera", que tiene el foco puesto en los turistas franceses ya que, según fuentes policiales, los jóvenes de esta nacionalidad son los extranjeros que participan en mayor medida en fiestas ilegales.

La medida entrará en vigor a los tres días de su publicación en el BOE y se mantendrá hasta el Gobierno declare la finalización de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. 

Por otro lado, en medio de la polémica por las fiestas ilegales y el denominado "turismo de borrachera", con el foco puesto en los franceses, Madrid ha ido escalando posiciones en la pandemia hasta convertirse en el primer destino hotelero nacional, vinculado a otro tipo de turistas que vienen por negocio o buscan planes culturales.

Son la cara y la cruz del turismo en Madrid, dos realidades que ya existían antes de la pandemia pero que se han acentuado durante la crisis sanitaria, que ha provocado además un desplome en la llegada de turistas internacionales en todo el país.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión