Despliega el menú
Nacional

Cargas policiales en Valencia y altercados con heridos en Cataluña en diversas protestas por el encarcelamiento de Hasel

Los incidentes se repiten en Gerona, donde ha habido al menos seis heridos, Lérida y Barcelona, así como en diversos puntos de Baleares y en Madrid. Cuatro personas han sido detenidas.

Carga policial tras una concentración de apoyo a Hasel en Valencia.
Carga policial tras una concentración de apoyo a Hasel en Valencia.
Jorge Gil/EP

Unidades antidisturbios de la Policía Nacional han cargado este martes en plena plaza del Ayuntamiento de Valencia contra varias personas que, tras una concentración sin incidentes en solidaridad con el rapero Pablo Hasel, han intentado manifestarse y volcar contenedores en la zona.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han confirmado que la concentración de apoyo al rapero encarcelado había sido comunicada por el colectivo independentista Arran a la Subdelegación del Gobierno en Valencia y durante la misma, desde las siete de la tarde y con la asistencia de más de 500 personas, no se ha registrado ningún incidente.

Sin embargo, posteriormente varias personas han intentado manifestarse en la zona para protestar por el encarcelamiento de Hasel y, según las mismas fuentes, algunas de ellas han intentado volcar contenedores, por lo que los antidisturbios han tenido que actuar, como puede verse ya en varios vídeos subidos a redes sociales para denunciar la tensión vivida durante las cargas.

En ellos puede verse tanto las intervenciones policiales como las carreras en el entorno de la plaza del Ayuntamiento, así como el helicóptero de la Policía Nacional sobrevolando la zona.

Desde la Delegación del Gobierno no hay constancia de que se hayan producido identificaciones o detenciones en relación con estos hechos.

Manifestaciones en varios puntos del país

Las manifestaciones en apoyo al rapero encarcelado se han sucedido a lo largo de este martes en varios puntos de España. 

Así, en Barcelona, unas 1.700 personas se han concentrado en la plaza Lesseps, según datos de la Guardia Urbana. La concentración se ha iniciado a las 19.00 en la mencionada plaza, cortando General Mitre, y los manifestantes han empezado a gritar 'Libertad Pablo Hasel' mientras un grupo de ellos rapeaban con un micrófono y un altavoz.

Los Mossos d'Esquadra han cargado con balas de foam contra algunos manifestantes que lanzaban petardos, piedras y botellas hacia el cordón de agentes y que han montado barricadas con contenedores y otros elementos del mobiliario urbano a los que han prendido fuego, aunque por el momento no hay detenidos, según fuentes policiales.

Además de corear gritos como "Libertad Pablo Hasel" o "Muerte al régimen español", muchos de los concentrados han aprovechado para pedir también la libertad de los líderes independentistas del 'procés', con pancartas como "libertad presos políticos" o "amnistía".

Entre otros, han participado en la manifestación la candidata de la CUP a la presidencia de la Generalitat, Dolors Sabater, y el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, quien ha criticado el "despropósito mayúsculo" a que a su juicio supone el encarcelamiento de Hasel y ha lamentado que "denunciar las corruptelas del Estado español y decir obviedades y evidencias como que los Borbones son corruptos" suponga "la pena de prisión". 

Dos personas han sido detenidas en Barcelona, otra en Lérida y otra en Vic, las localidades catalanas donde, junto con Gerona, se han producido disturbios durante las manifestaciones que se han celebrado en numerosas poblaciones de Cataluña. 

Seis heridos en Gerona

La manifestación de Gerona ha derivado en disturbios frente a la Subdelegación del Gobierno con lanzamiento de objetos contra la policía que protege el edificio y quema de contenedores. Las protestas han dejado al menos 6 manifestantes heridos, según cifras la entidad Sanitaris per la República.

Unas 5.000 personas, según Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana, se han concentrado inicialmente en la plaza 1 de Octubre y, después, han recorrido diversas calles de la ciudad para expresar su protesta ante la delegación de la Generalitat y, poco después, ante los juzgados.

En ese punto, al que se había llegado sin incidente alguno, se han producido los primeros lanzamientos de objetos y pirotecnia contra los agentes.

Al final, la manifestación, aunque con mucha menor presencia de personas, ha llegado a la Subdelegación del Gobierno, donde se han desatado los disturbios.

Los lanzamientos contra los agentes allí situados se han recrudecido y se han plantado contenedores a modo de barricada a pocos metros del edificio.

También se han arrancado señales de tráfico para utilizarlas como objetos arrojadizos mientras los Mossos d'Esquadra han disparado balas de foam y salvas.

La quema de contenedores y un pequeño fuego a las puertas de una entidad bancaria ha requerido la presencia de los bomberos, mientras los manifestantes se han dispersado por las calles de Girona adyacentes a la zona de los incidentes.

En Lérida, los Mossos d'Esquadra se enfrentan a las 21.00 con algunos de los 1.200 manifestantes -según datos de la Policía Local- que protestan por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel, y que ha dejado al menos un agente de la Guardia Urbana herido.

Algunos de los participantes han lanzado botellas de cristal contra los furgones de los Mossos d'Esquadra y han encendido bengalas ante la Subdelegación del Gobierno en la capital leridana.

Agentes de antidisturbios han perseguido a algunos manifestantes por las calles perpendiculares a la Avenida Francesc Macià.

“¡Resistencia!”, “Pablo, compañero, estamos a tu lado” y “¡Libertad Pablo Hasel!”, han sido los lemas más utilizados durante la manifestación.

En Madrid y Baleares

Hasta un centenar de personas se han concentrado en la plaza de España de Palma para exigir la liberación de Pablo Hasel. La protesta ha tenido lugar a las 19.00, junto a la misma vez de otra que se ha producido en Bassa de Manacor. En Menorca, concretamente en Mahón, también ha habido una concentración en la plaza Miranda.

Todas las iniciativas han sido convocadas a través de las redes sociales. En la de Palma, la Policía ha indicado a los manifestantes que se debían disolver por las medidas de restricción impuestas para el control de la pandemia.

Varias personas queman contenedores en una manifestación contra la encarcelación de Hasel, en Barcelona.
Varias personas queman contenedores en una manifestación contra la encarcelación de Hasel, en Barcelona.
Toni Albir/EFE

Durante al menos una hora, los asistentes han gritado proclamas como 'Las calles serán siempre nuestras', 'No nos callarán, no pasarán', 'Los borbones a los tiburones', 'Marivent, casal popular' y 'Libertad de expresión, Valtonyc absolución'.

También en Madrid, Anticapitalistas ha exigido la libertad del rapero y ha llama apoyar las movilizaciones en defensa de la libertad de expresión, ampliar los derechos democráticos y acabar ya con la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como 'Ley mordaza'.

"Te gusten o no las canciones, estés de acuerdo o no con él, hoy no solo va de defender a Hasel, sino de defender la libertad de expresión y, ante esto, no vale la indiferencia: hay que tomar partido" ha señalado el eurodiputado Miguel Urbán.

A su vez, la portavoz de Anticapitalistas, Lorena Cabrerizo, ha instado mediante un vídeo difundido en redes a "ocupar las calles para acabar con la Ley Mordaza" y espera que el Ejecutivo permita las movilizaciones que se producirán en ciudadanos y barrios de distintos puntos del estado.

Concentración en Lérida.
Concentración en Lérida.
EP

"Con la libertad de expresión no se negocia; la libertad política es un derecho de todas y todos, no un privilegio", ha ahondado. Su compañero y exdiputado en la Asamblea de Madrid, Raúl Camargo, ha querido "resaltar las contradicciones de un Estado que se dice democrático".

"Mientras el Estado detiene a Pablo Hasel en la Universidad de Lérida por cantar, la policía da palizas a las vecinas y vecinos de Linares, los nazis se manifiestan contra los judíos en Madrid, Cifuentes es absuelta y la cúpula de Génova trasladada para un lavado de cara. Democracia... ¿Dónde?", se ha cuestionado.

Etiquetas
Comentarios