Despliega el menú
Nacional

Iglesias avanza que la siguiente batalla dentro del Gobierno se librará por la ley de Vivienda

El líder de Podemos avisa de que serán "muy cabezones" y augura un tripartito para Cataluña junto a PSOE y ERC.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en su despacho.
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en su despacho.
Jorge Paris/20Minutos

El principal reto para Unidas Podemos y su confluencia En Comú en la campaña de las elecciones catalanas del 14-F será conseguir distanciarse de su socio de Gobierno, el PSOE, con el que compite por el mismo segmento del electorado. El objetivo es volver a expresarse con voz propia para dar un vuelco a las encuestas. El líder de la coalición morada, Pablo Iglesias, lanzó hoy una primera andanada con la futura ley de Vivienda como munición.

En la reunión de la ejecutiva de Podemos, que también sirvió para lanzar la campaña de la candidata de los comunes, Jessica Albiach, Iglesias reconoció que mantienen "profundas discrepancias" con el PSOE sobre la futura ley de Vivienda pero garantizó que serán "muy cabezones" para conseguir que deje de ser un "activo especulativo" y pase a ser un "derecho social".

El vicepresidente segundo vaticinó que, precisamente por su defensa de la función social de la vivienda, serán objeto de «presiones» y «ataques», pero garantizó que a los 35 diputados de Podemos «no se les compra ni se les chantajea».

El candidato mediático

Iglesias también cargó de forma velada, pero clara, contra el candidato del PSC, su excompañero de Consejo de Ministros Salvador Illa, sobre el que insinuó que "los candidatos de los poderes mediáticos no garantizan políticas de izquierda".

Sin embargo, los morados son conscientes de que necesitarán que las cuentas salgan el 14-F para poder aspirar a formar parte de un Gobierno en Cataluña junto al PSC y ERC. La clave, creen, es dar una de cal y otra de arena y ser moderados con el fuego amigo, como ocurrió en la campaña de las últimas generales. Lo que está en juego es el peso de cada partido dentro de esa hipotética coalición gubernamental.

Iglesias está convencido de que su formación entrará en el Govern, ya que, según pronosticó, nadie podrá gobernar en solitario desde el Palacio de la Generalitat. "Vamos a escuchar muchas veces en esta campaña que eso no es posible. Yo estoy convencido de que vamos a estar, y esa va a ser la garantía de que haya algunas cosas que puedan mejorar la vida de la ciudadanía en Cataluña", señaló.

La candidata de los comunes suavizó el mensaje del líder y reclamó que se entierren los vetos cruzados. También instó a los socialistas y republicanos a que "hablen claro" y confirmen que quieren un nuevo Ejecutivo progresista mediante un nuevo "bloque histórico".

Etiquetas
Comentarios