Despliega el menú
Nacional

Illa se despide admitiendo "errores" pero sin arrepentimiento: "Llevo conmigo a los que han perdido a un ser querido"

El hasta hoy ministro de Sanidad ha querido comparecer tras la rueda de prensa del Consejo de Ministros para valorar la evolución de la pandemia y para decir unas palabras de despedida.

Illa en su última rueda de prensa como ministro de Sanidad

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha dejado claro este martes que no se arrepiente "de nada" de lo que ha hecho y que deja el cargo cuando debe hacerlo, si bien ha reconocido que en la gestión de la pandemia se han cometido errores, aunque también aciertos.

"No me arrepiento de nada de lo que he hecho y creo que dejo mis responsabilidades en el momento en el que tengo que hacer", ha zanjado en la rueda de prensa posterior a su última reunión del Consejo de Ministros al ser preguntado por si no cree que su relevo debería haberse producido antes cuando anunció que sería el candidato del PSC a presidir la Generalitat y no ahora en lo más crudo de la tercera ola.

Illa ha afirmado que siempre ha creído "en los trabajos de equipo" y, en este sentido, "en el Ministerio de Sanidad hay un equipo magnífico de profesionales, de servidores públicos", como también los hay en todas las comunidades.

"Estoy seguro de que van a seguir haciendo un trabajo magnífico para hacer frente a la tercera ola" que, no ha dudado, "va a ser derrotada" como lo fueron las dos olas anteriores.

"Me llevo conmigo a todas esas personas que han perdido a un ser querido por la pandemia"

Illa ha querido agradecer a los representantes de su departamento, así como a todos los consejeros de Sanidad de las Comunidades Autónomas su trabajo en esta época tan dura. Además ha asegurado que ha aprendido de todos ellos.

Además, ha confesado que "el momento más duro" de la pandemia fue cuando tuvo que proponer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, restricciones que impidieron que las familias pudieran acompañar a los seres queridos que morían por la Covid. "Me llevo conmigo a todas las familias que han padecido y siguen padeciendo y a quienes han perdido a un ser querido", ha afirmado Illa.

Tras estas palabras ha asegurado: "me voy con mucha pena, dejo Madrid, que es una ciudad fantástica y dejo muchos amigos, dentro del Gobierno pero también fuera, y me considero un servidor público y les aseguro que siempre estaré donde sea útil", ha dicho. Además ha asegurado que en esta "nueva etapa" seguirá luchando para "derrotar la pandemia, que ha asegurado de que se erradicará. "Estoy convencido, no tengo ninguna duda de que se logrará erradicar".

No ha querido entrar a valorar las críticas que se han hecho a su gestión, en la que "desde el principio" ha reconocido que se han cometido errores, pero "también algún acierto".

"Yo no conozco a nadie que haya acertado todo. Nosotros hemos reconocido que ha habido errores, insisto también algún acierto", ha reiterado.

Por otra parte, y ante las críticas de los grupos parlamentarios por irse sin comparecer en el Congreso el jueves para responder a la situación de la pandemia, el ministro de Sanidad ha recordado que ha comparecido "en multitud de ocasiones" en el Congreso y en el Senado, "tantas veces" como se le ha reclamado.

Asimismo, ha dicho que la persona que le suceda será quien acuda a dar respuesta a las preguntas formuladas en la Comisión de Sanidad a cuyos miembros ha ofrecido su "reconocimiento" y "respeto", pues, ha dicho, de ellos ha aprendido "bastantes cosas".

Agradecimiento del Gobierno

Por su parte, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha despedido  ya exministro, agradeciéndole  su "honestidad" y su "talante" y que haya fomentado el "diálogo" político en un periodo difícil para España. 

"Quiero agradecerte tu honestidad, tu humanidad y tu talante y, sobre todo, que hayas aportado serenidad y diálogo a la política en un momento complicado, donde era obligado el entendimiento entre todas las Administraciones", ha declarado Montero en la rueda de prensa dirigiéndose directamente a Illa, que ha comparecido por última vez en Moncloa para centrarse a partir de ahora en su candidatura a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña por el PSC.

Asimismo, la portavoz ha destacado la "inestimable contribución" de Salvador Illa "al servicio de este país, al interés general y al bienestar de todos los ciudadanos" en el que ha descrito como "uno de los años más complicados, duros y sacrificados" en la historia de España, "doloroso" para toda la sociedad española.

Por último, se ha mostrado convencida de que las tareas que desempeñe en el futuro el dirigente socialista las desarrollará con la misma "responsabilidad y profesionalidad" que hasta ahora y ha indicado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comunicará este martes por la tarde al rey Felipe VI el nombre del próximo ministro de Sanidad y otros cambios en el Ejecutivo. 

La vacuna de Astrazeneca llegará en los próximos días

Tras las palabras de agradecimiento de la ministra, ha tomado la palabra Salvador Illa para hacer balance de la pandemia y avanzar que España  podría comenzar a recibir dosis de la vacuna contra el covid-19 de AstraZeneca y la Universidad de Oxford "en los próximos días", una vez sea aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), que podría dar su 'luz verde' este viernes 29 de enero.

"Todo indica que es una vacuna que podría ser utilizada esta misma semana en el ámbito europeo y de la que recibiríamos dosis en los próximos días", ha explicado. Sobre este mismo tema, el ministro ha evidenciado el "apoyo" de España a la Unión Europea en su posición contra AstraZeneca, que ha anunciado un retraso en la entrega de vacunas en suelo europeo. Las primeras explicaciones que la compañía ha dado a la Comisión Europea para justificar el retraso en la entrega de vacunas han sido "insatisfactorias" a juicio de la institución comunitaria, que ha exigido a la compañía saber "exactamente" dónde ha producido cada dosis y a qué países han sido entregadas.

Por otra parte, Illa ha reivindicado como "correcto" el ritmo actual de vacunación en España, donde ya se han administrado 1.237.593 dosis, el 91,9 por ciento de las 1.346.100 entregadas a las comunidades autónomas. "El ritmo es correcto. El plan de vacunación está diseñado teniendo en cuenta que las dosis las vamos recibiendo progresivamente. Habrá que ir acomodando la administración a las vacunas que nos vayan llegando", ha remachado.

Etiquetas
Comentarios