Despliega el menú
Nacional

El general zaragozano Fernando Gracia, al mando de la misión de la UE en Mali

Comandará así durante el primer semestre del año su actividad de entrenamiento y asesoramiento al ejército del país africano, ubicado en la estratégica franja del Sahel.

Militares españoles regresan de Mali.
Militares españoles en Mali.
Álex Zea/EP

El general de brigada Fernando Gracia, natural de Zaragoza, ha asumido este martes el mando de la misión de la UE en Mali (EUTM-Mali) y comandará así durante el primer semestre del año su actividad de entrenamiento y asesoramiento al ejército del país africano, ubicado en la estratégica franja del Sahel.

Gracia, según informa el Estado Mayor de la Defensa, ha recogido el testigo del hasta ahora comandante de la misión, el general checo Frantisek Ridzák, en una ceremonia celebrada en Bamako a la que ha asistido el jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Miguel Ángel Villarroya, y el comandante del Mando de Operaciones, teniente general Francisco Braco.

El jefe español de la misión, que estaba hasta ahora destinado en el Eurocuerpo en Estrasburgo, ha señalado en el acto su compromiso de continuar trabajando para mantener los lazos establecidos con las autoridades civiles y militares malienses.

También ha destacado su intención de seguir colaborando estrechamente con las Fuerzas Armadas malienses para que puedan proporcionar a su país un entorno seguro que facilite la prosperidad del país.

Esta es la tercera vez que un general español asume el mando de la misión. El primero fue el general Alfonso García-Vaquero en el año 2014 y, cuatro años después, el general Enrique Millán.

A mediados de 2021, la misión contará con 1.100 efectivos europeos y aumentarán a unos 1.230 a mediados de 2022. De ellos, España aportará 530 este año, después de que el Consejo de Ministros aprobara el pasado diciembre aumentar los efectivos, que en 2020 rondaban los 300.

La misión ofrece al ejército de Mali formación militar y asesoramiento en materia de cadena de mando, logística y gestión de recursos humanos, así como en derecho internacional humanitario.

Se enmarca en la estrategia de ayuda de la UE a la franja del Sahel, que recorre África de este a oeste con empobrecidos países, limítrofes entre el desierto del Sahara y la sabana, donde operan tanto mafias de personas, armas y drogas como grupos yihadistas.

La función de los militares europeos en Mali es entrenar a los malienses para que puedan hacer frente a esos retos y la previsión es que este 2021 se cambie la forma de hacerlo de un adiestramiento estático en bases como la de Koulikoro a otro dinámico donde equipos de formadores se moverán con las unidades africanas.

Durante el actual mandato de la misión, que se alargará por primera vez 4 años hasta el 18 de mayo de 2024, se incluye que el adiestramiento se pueda realizar no sólo en Mali, sino temporalmente en las demás naciones del grupo "G5 Sahel" (Burkina Faso, Chad, Mauritania y Níger).

La misión de la UE en Mali, país que sufrió un golpe de estado en 2020, se inició en 2013 para responder a la necesidad de reforzar las capacidades de las Fuerzas Armadas del país y que sean autosuficientes, capaces de defender a su población y su territorio.

No tienen funciones ejecutivas, es decir, los militares de la EUTM-Mali no participan en actividades de combate ni acompañan a las unidades malienses en sus operaciones.

Sí lleva a cabo actividades de combate en el país Francia, que desarrolla por su parte una misión de lucha contra el yihadismo a la que España apoya con vuelos logísticos.

Etiquetas
Comentarios