Despliega el menú
Nacional

Decenas de peregrinos desafían al clima para cruzar la Puerta Santa en Santiago de Compostela

Luis Cañas, un nonagenario oriundo de Cuenca, ha sido una de las primeras personas en cruzar la Puerta Santa de la catedral, abierta desde el 31 de diciembre de 2020 hasta la misma fecha de 2022, por la excepcional prórroga del Año Santo. 

Varias personas aguardan bajo la lluvia para entrar a la catedral de Santiago por la Puerta Santa
Varias personas aguardan bajo la lluvia para entrar a la catedral de Santiago por la Puerta Santa
Xoán Rey/EFE

Luis Cañas, un peregrino nonagenario oriundo de Cuenca que cree que la edad no es un impedimento para recorrer el Camino de Santiago con un macuto colgado en la espalda, ha sido una de las primeras personas en cruzar la Puerta Santa, abierta desde el 31 de diciembre de 2020 hasta la misma fecha de 2022, por la excepcional prórroga del Año Santo.

Este hombre activo física y mentalmente que atesora mil y una anécdotas ya se ha ganado por tanto el jubileo sin que la pandemia ni la edad hayan podido impedírselo.

Este lluvioso viernes se han formado algunas colas, con Cañas a la cabeza para obtener la indulgencia, ante la denominada puerta del perdón. Todos los que así lo han querido han podido cumplir con el ritual de liberarse de todo mal con relativa agilidad.

Algunos se anticiparon a hacerlo el último día del año pasado, en el breve período permitido tras la conclusión de la ceremonia que marcó el despegue del Xacobeo.

En esta jornada hubo un único parón a mediodía, pues mientras se celebró la eucaristía oficiada por el arzobispo compostelano Julián Barrio y el nuncio del Vaticano Bernardito Auza no se pudo atravesar ese umbral.

El caso de Cañas, uno de los incondicionales del Camino, recuerda al del jienense Luis Berges, de su quinta, aficionado a llevar al dibujo sus experiencias como romero.

En la remozaba basílica compostelana es el personal de seguridad del propio templo el que controla los accesos para de este modo cumplir en todo momento con el aforo permitido.

La Puerta Santa abre únicamente durante los Años Santos Compostelanos, que son aquellos en los que la festividad del Apóstol Santiago -25 de julio- cae en domingo.

Esto sucede con una cadencia de cada cinco, seis y once años, excepto en casos excepcionales, pues cuando el último año de un siglo no es bisiesto, pueden darse cada siete o doce años.

Ubicada en la plaza de A Quintana, la Puerta Santa comunica al que la atraviesa con el altar mayor.

Ahí enseguida se encuentra el visitante con el sepulcro del patrón de España.

Etiquetas
Comentarios