Despliega el menú
Nacional

Mi (nuestra) vida antes y después de 2020

La pandemia nos ha cambiado la vida a todos. He aquí un resumen de los pequeños grandes cambios que nos ha traído el coronavirus.

Una mascarilla colgada de un árbol de Navidad
Una mascarilla colgada de un árbol de Navidad
HA

Escribo sentada en una silla ergonómica comprada por internet, delante de un portátil y en mi casa. El ahora es ya un reflejo de todo lo que no es igual que hace un año. Pero pequeño: están los viajes, el deporte, los bares, el paro y la muerte.

El día a día y el mes a mes es otro. Miro una foto de febrero de 2019. Un cumpleaños, todos sonrientes... y amontonados. Hemos aprendido a mirar a los otros de otra manera, a prestar atención al volumen de su voz porque el bicho puede estar ahí, a intentar sentirlos a través de una pantalla y a echarlos de menos en una distancia forzada.

Mi (nuestro) año (casi) de pandemia ha sido un afán de adaptación constante, una montaña rusa de sentimientos, un 2020 radicalmente diferente en el que muchas cosas han cambiado. Y no todas para mal.

Salir de casa

Es otro ritual. A la cartera y las llaves se suman la mascarilla, el cordel para que no se caiga, la toallita antivaho y el hidrogel, ese líquido que allá por marzo tenía en el fondo de un cajón de algún viaje exótico en el que nunca lo usé.

Las mascarillas eran cosa del metro japonés. Ahora somos expertos. FFP2, quirúrgicas, de tela fabricadas por mi vecina, con filtro, sin filtro, de colores a conjunto con la camiseta de hoy...

La venta de mascarillas, geles y guantes ha "salvado" a las farmacias españolas. Gracias a ellos, han facturado un 4 % más en noviembre en comparación con doce meses antes, según el último informe de IQVIA. Sin ellos, sus ventas habrían caído un 0,1 %. Y el uso de mascarilla tiene una consecuencia directa: los productos de cuidado facial para mujer han caído en torno al 9 % en un año. El maquillaje es ahora prescindible.

Una mujer usando mascarilla en Australia.
Una mujer usando mascarilla en Australia.
EFE

Metro vs. coche

Consigo salir, con mi mascarilla, mi gel y todo lo demás. Si antes cogía el transporte público, ahora lo evito y recurro al coche, no sin cierto remordimiento ecologista.

El INE confirma la tendencia. En los primeros diez meses de 2020 el número de viajeros de transporte público se ha reducido un 46 % respecto al mismo periodo del año pasado. Y una encuesta de la consultora EY Parthenon desvelaba en junio que un 43 % de españoles se planteaba la compra de un coche a corto o medio plazo.

Coronavirus: tranvía de Zaragoza en el primer día laboral y en hora punta, las 9.30, del 16 de marzo
Coronavirus: tranvía de Zaragoza en el primer día laboral y en hora punta, las 9.30, del 16 de marzo
José Miguel Marco

Trabajar en remoto

O igual no salgo, me quedo trabajando en casa. Un territorio desconocido antes de marzo de 2020. Hubo que cambiar la silla, inventar espacios, aislarse de las "injerencias" familiares y aprender a desconectar al levantarse de la mesa. Poco a poco, recuperamos el trabajo físico, pero el remoto quedará, dejando así lo bueno de los dos mundos.

Dice el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) que el teletrabajo pasó del 4,8 % en 2019 a ser la modalidad de empleo para uno de cada tres ocupados los primeros meses de la pandemia. CaixaBank estima que un 32,6 % de los empleados en España podría llevar a cabo su trabajo en remoto y, según el CIS, un 26 % de españoles dicen haber empezado a teletrabajar por la covid-19.

El teletrabajo, la oficina... Pasamos muchas horas al día frente al ordenador y, si no adoptamos la postura adecuada, podemos tener dolores musculares. Te damos algunos consejos para evitarlos y para conseguir la mejor postura para tus horas de trabajo.
El teletrabajo, la oficina... Pasamos muchas horas al día frente al ordenador y, si no adoptamos la postura adecuada, podemos tener dolores musculares. Te damos algunos consejos para evitarlos y para conseguir la mejor postura para tus horas de trabajo.

La pandemia también ha acelerado la robotización. Según el Foro Económico Mundial (WEF), en 2025 el empleo automatizado ya será tan habitual como el humano. Ahora supone un 33 %. Es lo que llama la "cuarta revolución industrial".

El plasma

Cocinar con amigos un bizcocho o una paella, quedar a tomar copas, felicitar los cumpleaños, reunirse con el jefe en pantalones de pijama y hablar con padres, hijos y hermanos. Todo a través de una pantalla, buscando el calor en el frío de los píxeles. Hasta mi abuela de 99 años sabe lo que es el Zoom, esa aplicación que arrasó en marzo y ahora ve crecer competidores cada día.

Los datos los aportaron las principales operadoras. Vodafone registró un 4.048 % más de videollamadas por Hangouts y 3.156 por Zoom en marzo respecto a junio. Orange calcula que los españoles usamos un 60 % más el móvil en el confinamiento y, ojo, también recurrimos al teléfono fijo, ese aparato que habíamos desconectado y guardado en un armario. Su uso se llegó a incrementar un 120 % cuando estábamos encerrados en casa.

Una videollamada.
Una videollamada.
Pexels

Cartones de leche y yoga online

No solo a trabajar y socializar en remoto, este año he aprendido a hacer deporte a distancia. Al principio, clases de yoga gratuitas. Resultaron tan bien que ahora pago una plataforma "online". Probé correr cuando comenzó la desescalada, intenté la bicicleta... y me quedo con la pantalla. Cartones de leche primero, pesas ahora (compradas por internet). ¿Ventajas? Haces el ridículo sola y está disponible a cualquier hora. ¿Inconvenientes? Te olvidas del calor humano del gimnasio o meterte al spa después de la clase.

Los gimnasios calculan unas pérdidas de 1.246 millones de euros solo en este año -un 53% menos que en 2019-, según la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID). En verano alertaron de que, si sigue la tendencia a la baja, un 44 % de los centros de "fitness" podría cerrar en los próximos meses.

Basta con contar con las herramientas adecuadas para conseguir nuestros objetivos.
Basta con contar con las herramientas adecuadas para conseguir nuestros objetivos.
Freepik

¿Vacaciones?

2020 ha significado volver a los viajes nacionales y recurrir al pueblo como último refugio, en unas vacaciones de economía de guerra. Los españoles dejaron de gastar de enero a junio 12.046 millones en turismo, 7.950 en viajes por España y el resto a otro países, según el INE.

De los posicionamientos de los móviles se extrae además que este verano los movimientos a destinos vacacionales de los españoles fueron un 20 % inferiores al pasado. ¿Significa eso que dos de cada diez se quedaron en casa?

Eso sí, 2021 no se libra. El 91 % de las familias españolas ya tiene planes de viajar el próximo año, según un informe de la plataforma de alquiler vacacional Vrbo. Este año el 63 % tuvo que cancelar sus viajes, pero nos mantenemos positivos a pesar de todo.

Compras por internet

No solo las pesas, también compré una esterilla de yoga, la silla, un cojín lumbar, accesorios de cocina, regalos de cumpleaños y un robot aspirador. Mi propia estadística acudiendo a mi cuenta de Amazon: este año he adquirido un 50 % más de productos que en 2019.

Compruebo que no soy la única. La asociación IAB Spain hizo una encuesta en julio y resultó que, después de que las ventas "online" se estancaran en 2018 y 2019, este 2020 crecieron. Fueron 3,5 veces más al mes que el año anterior. Soy parte del 72 % de internautas españoles de 16 a 70 años que optan por estas compras, inevitables, por otro lado, durante el confinamiento.

La digitalización y el comercio ‘online’ han cambiado por completo los hábitos de compra del consumidor.
La digitalización y el comercio ‘online’ han cambiado por completo los hábitos de compra del consumidor.
Freepik

Ocio casi ausente

Cenar con amigos es ahora un reto. Terraza con riesgo de constipado, espacios ventilados, mesas separadas y mascarilla puesta. La desinhibición del alcohol entraña riesgos nunca imaginados. ¿Cine? En casa. ¿Teatro? Escaso y con mascarilla. ¿Conciertos? Online.

Los hosteleros advirtieron este noviembre de que la crisis podría suponer el cierre de un tercio de los establecimientos, hasta 100.000, y la pérdida de entre 1 millón de puestos de trabajo entre directos e indirectos. Mientras, Japón ensaya un prototipo de robot camarero.

Las plataformas audiovisuales de pago (Netflix, HBO o Amazon Prime Video) crecieron un 33 % en el segundo trimestre de 2020 respecto al de 2019, según los datos del Panel de Hogares CNMC.

Los cines han perdido hasta noviembre un 70 % de asistentes, asegura la Federación de Cines de España, y la industria musical prevé dejar de ganar 662 millones de euros de marzo a septiembre, según la Federación de la Música en España.

Series infantiles en Netflix
Series infantiles en Netflix.
Pixabay

Flirtear a distancia

Las conversaciones más divertidas del confinamiento fueron con una amiga que se lo pasó dándole al Tinder. Porque ligar se convirtió en misión casi imposible... y forzosamente virtual. La desescalada ha permitido volver a encontrarse, pero el encierro y las medidas sanitarias se han traducido en una bajada de los contactos íntimos, si nos atenemos a los datos farmacéuticos. Los de octubre recogen un 13 % de descenso en la venta de preservativos en comparación con el mismo mes de 2019.

Al final del tercer trimestre, los mensajes y el uso de Tinder se incrementaron en dos dígitos desde febrero. El 12 de abril, según fuentes de la aplicación, hubo un pico de conversaciones y ese día los miembros de Tinder enviaron un 76 % más de mensajes de media en comparación con principios de marzo.

Hambre, paro y muerte

Todos esos cambios se antojan menores si se comparan con los que realmente han marcado el año: la cercanía del hambre, el paro y la muerte. ¿Quién no conoce a alguien que ha enfermado o ha perdido a un familiar o amigo?

Las últimas cifras del Ministerio de Sanidad dejan casi 50.000 fallecidos por coronavirus desde el inicio de la pandemia y otras familias afectadas por una enfermedad que nos ha cogido a todos con el pie cambiado. Además, 207.000 personas han tenido que ser ingresadas en un hospital por covid, cerca de 18.000 en las ucis.

El virus ha dejado también paro y una palabra ahora muy familiar: ertes. Alrededor de 650.000 desempleados más en un año hasta los 3,8 millones de parados, según datos del Ministerio de Trabajo de noviembre. Y 750.000 personas están en un ERTE, esperando a que su empresa les diga si van seguir ganando un sueldo a fin de mes o se tienen que ir a la calle.

Protesta del sector del ocio nocturno en el SEPE de Zaragoza.
Protesta del sector del ocio nocturno en el SEPE de Zaragoza.
José Miguel Marco

Prioridades

El año ha dejado tristeza e incertidumbre. En julio, se detectó un 15 % más de venta de ansiolíticos y antidepresivos desde el principio del confinamiento, según el Colegio de Farmacéuticos, y la última encuesta de gasto en farmacias refleja casi un 22 % más de venta de productos para dormir en un año.

Siete de cada diez españoles se sienten más intranquilos y un 58 % más desilusionados, porque un 40 % se dicen tocado en aspectos emocionales, laborales y económicos, refleja el CIS.

Pero 2020 también me (nos) ha enseñado a distinguir prioridades. La salud, la compañía, nuestros mayores, el cariño, el roce y la importancia de tener una buena sanidad. Y a confiar en nosotros porque son más los españoles (un 45,5 % frente a un 43,5 %, según el CIS) que creen que la reacción de la mayoría ha sido ejemplar en un año que, afortunadamente, ya acaba. 

Etiquetas
Comentarios