Despliega el menú
Nacional

Un abstemio da positivo tras soplar en un alcoholímetro que fue desinfectado con gel

"Le dije al agente que el aparato debía estar mal, porque yo no bebo alcohol. Entonces, muy amable, quizá al verme tan confuso, dijo que no me preocupase, que traería otro alcoholímetro por si aquel estaba averiado", y también dio algo de alcohol en aire.

El investigado superaba cinco veces la tasa de alcohol permitida.
El investigado superaba cinco veces la tasa de alcohol permitida.
Guardia Civil

Un hombre fue sometido a un control de alcoholemia el día 25 de septiembre cuando salía de la A-8 en la localidad asturiana de Tapia de Casariego. Los agentes de tráfico lo pararon en un control rutinario. Iván P. B. accedió a hacer la prueba porque es abstemio, pensando que el alcoholímetro arrojaría el resultado de siempre: 0,0.

El diario 'La voz de Galicia' narra que cuando el conductor vio que el aparato marcó 0,36 y el agente le dijo que sobrepasaba claramente el límite de alcohol espirado para ir al volante, se quedó de piedra. "Yo ni siquiera sabía en cuánto estaba el límite para mí, (0,25), porque siempre me da 0,0 y no me preocupo de eso", explicó el conductor al diario gallego. 

Alcoholímetros" emborrachados"

"Le dije al agente que el aparato debía estar mal, porque yo no bebo alcohol. Entonces, muy amable, quizá al verme tan confuso, dijo que no me preocupase, que traería otro alcoholímetro por si aquel estaba averiado", añadió el hombre. 

El agente sacó otro medidor del coche, lo desinfectó con un espray hidroalcohólico, poniendo especial atención en los cantos del aparato donde tenía que poner los dedos para realizar una segunda prueba. "Soplé de nuevo y volvió a saltar la sorpresa: arrojé 0,04 de alcohol en aire espirado. Evidentemente, mucho menos que el límite de 0,25, y que 0,36 del otro resultado, pero inexplicable para alguien que no prueba el alcohol", narró el conductor.

Tras recuperarse de la sorpresa, el conductor sospechó que el gel hidroalcohólico con el que desinfectaban los medidores pudo ser el causante, porque tiene un 70 % del alcohol, y probablemente eso era lo que estaba "emborrachando"  los alcoholímetros.

"Los agentes, muy prudentes, me dijeron que me fuese y me creyeron", explica el conductor al diario. Al parecer el alcoholímetro que estaban empleando inicialmente había realizado ya muchas pruebas y, entre una y otra, aplicaban un chorro de gel desinfectante en los aparatos, que iba haciendo subir su propia graduación.

Etiquetas
Comentarios