Despliega el menú
Nacional

congreso de los diputados

La ley de eutanasia sigue adelante tras rechazar el Congreso el veto de PP y Vox

Los dos grupos de la oposición han defendido este jueves sus alternativas a la propuesta del PSOE basadas en una ley de cuidados paliativos.

El líder del PP, Pablo Casado, saluda al comienzo de la sesión en el Congreso.
El líder del PP, Pablo Casado, saluda al comienzo de la sesión en el Congreso.
EP

La propuesta legislativa del PSOE para regular la eutanasia seguirá su tramitación parlamentaria después de que el pleno del Congreso haya rechazado este jueves las enmiendas a la totalidad del PP y Vox en las que proponían como alternativa una ley basada en los cuidados paliativos.

Con 203 votos en contra, 143 a favor y 2 abstenciones al texto del PP y 204 votos en contra, 143 a favor y 1 abstención al de Vox, las enmiendas a la totalidad presentadas por ambos partidos han sido rechazadas en el pleno del Congreso de los Diputados, por lo que la ley de eutanasia presentada por el PSOE seguirá su curso y, tras la finalización del plazo para la presentación de enmiendas parciales el 16 de septiembre, se constituirá la ponencia encargada de dar forma a la iniciativa.

El PP y Vox han defendido este jueves sus alternativas a la propuesta del PSOE basadas en una ley de cuidados paliativos, lo que ha sido criticado por la diputada socialista María Luisa Carcedo, que ha señalado la contradicción de ambas propuestas, al no tener nada que ver con la ley de eutanasia.

"Saben que no aportan nada nuevo: los cuidados paliativos están en la cartera común de servicios desde 2006, y desde 2010 hay una estrategia de cuidados paliativos", ha asegurado Carcedo, que ha criticado que las propuestas de PP y Vox solo buscan "confundir el debate".

Desde el PP, José Ignacio Echániz ha defendido la propuesta de su partido, una ley de garantía y universalización de los cuidados paliativos, que, según ha denunciado, no están garantizados para la totalidad de los pacientes que lo necesitan en España, y ha advertido de que es "una obscenidad" que se debata una ley de eutanasia sin que se tengan resueltos los cuidados paliativos.

En este sentido, ha asegurado que donde se garantiza esta asistencia medica, los candidatos al suicidio asistido "prácticamente desaparecen" y ha defendido que su texto permite legislar sobre derechos y garantías para fallecer dignamente.

Así, la propuesta del PP recoge prácticas como la sedación paliativa, el derecho a recibir tratamientos personalizados en el domicilio, habitaciones individuales y acompañamiento de familiares y allegados en los hospitales y permisos laborales para los familiares cuidadores.

Echániz, que ha afeado al PSOE su cambio de postura y "su deslizamiento a los postulados radicales de Podemos", ha recordado que este partido votó en contra de la eutanasia hace tres años. "Por qué abdica el PSOE y renuncia a su posición histórica para defender ahora el suicidio asistido si no hay una demanda social", ha preguntado.

Y le ha criticado también que lo hagan "en un momento en el que decenas de ancianos han perdido la vida solos", como consecuencia de la pandemia de la COVID-19.

Las muertes acaecidas en las residencias de mayores durante estos meses han servido también a Vox para denunciar la actitud del Gobierno, al que han acusado de "sedar con morfina" a las personas mayores en lugar de llevarles a la UCI para intentar salvarles la vida.

Tras defender la propuesta de una ley de cuidados paliativos que incremente las unidades asistenciales y el número de profesionales para dar cobertura a las 225.000 personas que cada año necesitan estos servicios, frente a los 65.000 que los reciben, la diputada de Vox María Ruiz ha acusado al Ejecutivo de optar por el camino "más fácil y barato, como si la vida tuviera un precio".

Ruiz cree que la ley de eutanasia convierte a los médicos en verdugos y, ante las críticas por intentar retrasar la aprobación de la norma, ha asegurado que su partido provocará ese retraso "todas las (veces) que haga falta".

Así, frente a la ley del PSOE, Vox plantea una "ley de vida" que busca una muerte digna, el apoyo al enfermo y a su familia, así como ofrecer ayudas para que las personas que se encuentran al final de su vida no sufran dolor ni se sientan una carga.

La mayoría de grupos ha criticado la intención de PP y Vox de intentar confundir mezclando los cuidados paliativos con la eutanasia.

"Se vuelven a equivocar y ya van tres veces. Quieren confundir, no es lo mismo cuidados paliativos y eutanasia, pero eso ya lo saben ustedes. Y el problema es que, siendo cosas distintas y ambas necesarias, quieren responder sólo con una de ellas", ha lamentado el diputado del PNV Joseba Andoni Aguirretxea.

Desde Ciudadanos, Sara Giménez ha opinado que garantizar los cuidados paliativos es algo fundamental, pero no es incompatible con la eutanasia, y se ha mostrado partidaria de que el texto del PSOE siga su tramitación en el Congreso para poder debatir sobre él y mejorarlo.

La diputada de UP Rosa María Medel ha acusado al PP y Vox de "criminalizar" al que pide ayuda para morir y de juzgar a aquellas personas que no piensan como ellos, mientras que desde Bildu, Iñaki Ruiz de Pinedo ha denunciado que las enmiendas a la totalidad buscan presentar un "falso dilema".

La exministra de Sanidad María Luisa Carcedo ha lamentado que sea la tercera vez que este debate se produce. "Parece una 'yincana', continuamente saltando obstáculos, mientras muchos españoles están esperando que se apruebe y miles de ellos están sufriendo en contra de su voluntad".

La propuesta del PSOE define las condiciones en las que se puede solicitar esta ayuda y también asegura la garantía jurídica de cómo se debe aplicar de forma correcta.

Etiquetas
Comentarios