Despliega el menú
Nacional

El Govern investiga el acoso sexual y admite fallos en la difusión del protocolo

Meritxell Budó, ha recordado que se activó el protocolo de la Generalitat para este caso y una investigación interna que espera que termine con la "máxima celeridad, porque el tema es gravísimo",.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó.
La portavoz del Govern, Meritxell Budó, en una imagen de archivo.
Efe

El Govern investiga el caso de acoso sexual en el Departamento de Acción Exterior y admite fallos en la difusión interna del protocolo para estas situaciones, que permite que las trabajadoras puedan denunciarlas directamente, sin esperar a que lo hagan sus superiores.

El Consell Executiu ha mantenido este martes su primera reunión ya sin el exconseller de Acción Exterior Alfred Bosch (ERC), quien dimitió este pasado lunes por la noche por el caso de acoso sexual de su exjefe de gabinete Carles Garcias.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Govern, la consellera de Presidencia y portavoz, Meritxell Budó, ha recordado que este pasado lunes se activó el protocolo de la Generalitat para este caso y una investigación interna que espera que termine con la "máxima celeridad, porque el tema es gravísimo", tras la cual ha asegurado que se adoptarán todas aquellas medidas que incluyan las conclusiones de este procedimiento.

Budó ha defendido que "el protocolo no falló", sino que se hicieron las pesquisas "donde no correspondía", en referencia a que se realizaron solo dentro de Acción Exterior (en manos de ERC) y sin avisar a Función Pública (que controla JxCat), en una nueva polémica entre los dos socios del Govern.

La consellera sí que ha admitido, en todo caso, que debería haber "una campaña más firme" para que las víctimas sepan que pueden denunciar directamente, sin esperar a que lo hagan sus superiores de cada departamento: "Quizás esto ha fallado, pero no el protocolo", ha zanjado.

Budó ha añadido que "quizás" deberían hacer "más difusión del mecanismo", para que la mujer que sufra estas situaciones se vea "capacitada para poder denunciar sin miedo, sin miedo a perder el trabajo".

Hasta ahora, el protocolo de la Generalitat se ha activado 25 veces -contando el caso de Garcias-, aunque Budó no ha concretado cuál ha sido el resultado de las investigaciones precedentes.

El caso de Garcias ha abierto una nueva polémica entre los socios de Govern que no ha escondido la consellera Meritxell Budó (JxCat) durante la rueda de prensa.

Ante las preguntas de los periodistas, la portavoz ha insistido que el protocolo no ha "tenido tiempo de fallar" precisamente porque "se puso en marcha ayer, cuando el Govern tuvo conocimiento" del caso.

Así ha puesto el foco en que Bosch "no lo activó o lo hizo donde no correspondía", pues no informó a Función Pública de la Generalitat, división enmarcada en el Departamento de Políticas Digitales y Administración Publica que dirige Jordi Puigneró (JxCat).

La portavoz ha asegurado que el Govern va a ejercer "todo lo que diga esta investigación" interna, sin descartar ningún escenario ni actuación.

En cuanto a la dimisión de Bosch, Budó ha explicado que el president Quim Torra le trasladó este pasado lunes al ya exconseller "la necesidad de que reflexionase si podía seguir haciendo sostenible esta situación", poco antes de que este oficializara su dimisión.

Bosch formaba parte de la delegación catalana en la mesa de negociación, que probablemente se reunirá por segunda vez la próxima semana, y además presidía la Comisión Bilateral Estado-Generalitat.

Las funciones del departamento de Acción Exterior las asume la consellera de Agricultura, Teresa Jordà (ERC), pero solo momentáneamente, ya que Torra está "esperando que en las próximas horas ERC proponga la persona" que ocupará el puesto vacante que ha dejado Bosch, ha señalado Budó. 

Etiquetas
Comentarios