Despliega el menú
Nacional

EE. UU., el Reino Unido y Canadá creen que Irán derribó por error con misiles el avión ucraniano

Los satélites estadounidenses detectaron dos lanzamientos de misiles tierra-aire poco antes de que el avión estallara, mientras que el primer ministro canadiense alude a "datos de Inteligencia" que lo confirman. Teherán desmiente estas afirmaciones.

Restos del avión estrellado en Irán
Un avión ucraniano se estrella en Teherán y fallecen sus 170 pasajeros
EFE.Abedin Taherkenareh

Las autoridades estadounidenses creen que Irán derribó, probablemente por error, con misiles el avión ucraniano que se estrelló el miércoles tras despegar en Teherán, cobrándose la vida de las 176 personas que viajaban a bordo, según informa la cadena norteamericana CBS, una tesis que ha venido a avalar en cierta medida el propio presidente, Donald Trump.

Según las fuentes consultadas por este medio, la información de Inteligencia recabada tras el siniestro, que se produjo horas después de que Irán atacara dos bases militares en Iraq en las que están desplegados militares estadounidenses en represalia por la muerte del general Qasem Soleimani en un bombardeo norteamericano en Bagdad, apunta en este sentido.

Así, se observó que la señal de un rádar era apagada y los satélites estadounidenses detectaron dos lanzamientos de misiles tierra-aire, los cuales se produjeron poco antes de que el avión estallara.

Las autoridades federales han recibido esta información de Inteligencia este jueves y, según uno de los asistentes al encuentro, se habrían encontrado componentes de misiles cerca del lugar del siniestro.

Preguntado sobre el accidente este jueves, Trump ha asegurado que él mismo tenía sus "sospechas". "No quiero decirlo porque otras personas tienen también sus sospechas", ha afirmado.

"Es algo trágico, pero alguien pudo haber cometido un error del otro lado", ha añadido. "Estaba volando por un barrio muy duro y alguien pudo haber cometido un error", ha insistido. "Algunas personas dicen que fue (un fallo) mecánico. Yo personalmente no creo que esa sea la cuestión", ha zanjado. 

Por su parte, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha advertido de que las pruebas recabadas por el momento sobre el avión ucraniano también apuntan a que fue derribado por un misil iraní, según informaciones de la cadena de televisión CBC.

"Tenemos datos de Inteligencia de distintas fuentes, incluso por parte de nuestros aliados y de nuestra propia Inteligencia. Las pruebas indican que el avión fue derribado por un misil tierra-aire iraní", ha aseverado el dirigente, que ha subrayado que podría haberse tratado de un acto accidental.

"Esta noticia llegará como un gran 'shock' para las familias, que ya están sufriendo ante esta tragedia", ha expresado en relación con un suceso que se ha saldado con 176 muertos, de los cuales 63 son canadienses. 

Londres se suma a la hipótesis

El primer ministro británico, Boris Johnson, también afirmó este jueves que disponen de informaciones según las cuales el avión ucraniano fue «derribado» por un misil antiaéreo iraní. «Ahora hay un conjunto de informaciones» sobre ello, dijo el 'premier', aunque acto seguido matizó que «pudo haber sido accidental".

El mandatario británico, no obstante, insistió en su llamamiento a las partes, sobre todo a Estados Unidos e Irán, aunque no los nombró directamente, para que «disminuyan las tensiones en la región» con carácter urgente.

Precisó, asimismo, que cuatro británicos están entre las 176 fallecidos en el accidente del Boeing 737 ucraniano, frente a los tres que se apuntaban en las primeras versiones. Sus cuerpos serán repatriados de forma "inmediata y respetuosa", mientras Johnson quiso poner en valor su "estrecho trabajo" sobre este suceso "con Canadá y nuestros socios internacionales". "Ahora es necesario que haya una investigación completa e independiente», añadió.

Versión de Teherán

Las autoridades iraníes negaron la madrugada de este viernes las informaciones de que un misil iraní derribó un avión ucraniano con 176 personas a bordo y urgieron a Canadá a compartir la información que apunta en este sentido con la comisión investigadora.

El portavoz del Gobierno iraní, Alí Rabieí, calificó en un comunicado los informes que responsabilizan a Irán del accidente aéreo de "falsos" y de "una guerra psicológica contra Teherán", mientras que el Ministerio de Exteriores los consideró "especulaciones sospechosas".

A Canadá y los otros países que han comentado sobre este asunto se dirigió el Ministerio de Exteriores iraní, que pidió en un comunicado que compartan esos informes con los investigadores del siniestro.

"Irán acoge con beneplácito la presencia de expertos de los países cuyos ciudadanos han muerto en el trágico accidente y solicita al primer ministro canadiense y a cualquier otro gobierno con información sobre este tema que brinde la información al comité que investiga el accidente", dijo el portavoz de Exteriores, Abas Musaví.

El portavoz defendió que la República Islámica ha comenzado a investigar la causa de este accidente aéreo "de acuerdo con las normas internacionales y los criterios de la Organización de Aviación Civil Internacional".

También señaló que su país ha invitado a Ucrania, como propietario del avión, y a la compañía estadounidense Boeing, como fabricante del aparato, a "participar en la investigación".

La invitación a Boeing había quedado en duda después de que el miércoles la Organización de la Aviación Civil de Irán anunciara que no iba a entregar las cajas negras al fabricante o a los estadounidenses, en medio de la escalada de la tensión entre Teherán y Washington.

En este informe se señala que el piloto de la aeronave no alertó de fallos en el aparato y que el mismo sufrió un incendio antes de estrellarse.

El director de la Agencia Nacional de Aviación Civil de Irán, Alí Abedzadé, ha explicado que los investigadores han recuperado las dos 'cajas negras' de la aeronave siniestrada y ha señalado que los dispositivos tiene "daños" derivados del incendio y del accidente.

En cuanto al desarrollo del vuelo, ha dicho que el piloto no envió ningún mensaje informando de fallos o anomalías en el vuelo y que varios testigos en tierra han relatado que el avión sufrió un incendio antes de estrellarse poco después de despegar del aeropuerto internacional Imán Jomeini de Teherán.

"Según el relato de testigos, tanto de personas en tierra como de técnicos que vieron el avión volando, se detectó un incendio en el avión y después el aparato se estrelló contra el suelo. La trayectoria del avión indica que primero iba hacia el oeste, girando después del problema, y que estaba volviendo al aeropuerto en el momento del accidente", ha explicado.

En este sentido, ha señalado que la aeronave tuvo un primer impacto contra el suelo en un parque y luego continuó sufriendo otros golpes contra la superficie hasta que quedó sobre el terreno con graves daños estructurales.

Etiquetas
Comentarios