Despliega el menú
Nacional

Los partidos se lanzan a la campaña divididos por Franco y Cataluña

El Ejecutivo sale al paso de quienes han criticado cómo se llevó a cabo la exhumación del dictador del Valle de los Caídos y el interés electoral de los socialistas

Pedro Duque, Pedro Sánchez y Ximo Puig, ayer en un acto del PSOE en Elda, Alicante
Pedro Duque, Pedro Sánchez y Ximo Puig, ayer en un acto del PSOE en Elda, Alicante
Morell/EFE

Cómo afrontar la situación de Cataluña tras la sentencia del 'procés' y, sobre todo, la exhumación de Franco, que ha terminado por levantar ampollas no solo a la derecha, sino también a la izquierda del mapa electoral, protagonizan el debate político a falta de una semana para el comienzo oficial de la campaña del 10-N.

Después de una "jornada histórica" en la que a juicio del Gobierno se puso fin a la "afrenta" que suponía que el dictador compartiera mausoleo con miles de víctimas de la Guerra Civil, el Ejecutivo ha salido al paso de quienes han criticado cómo se llevó a cabo la exhumación y el interés electoral de los socialistas.

Si el jueves fue VOX quien acusó al socialista Pedro Sánchez de "profanar" la tumba del dictador y de poner en marcha un "show electoral y necrófago", ahora ha sido Podemos quien ha criticado algunas de las escenas que pudieron verse en el Valle de los Caídos y en el cementerio de Mingorrubio.

Pablo Iglesias ha lamentado que la derecha se esté "descojonando" porque al final se produjera la "vergüenza democrática" de un "funeral de Estado" para Franco.

Tampoco le gustaron las imágenes a ERC. El cabeza de lista en las elecciones del 10-N, Gabriel Rufián, ha criticado que la exhumación de Franco se convirtiera "en un acto de exaltación del fascismo". Un hecho que atribuye a la "irresponsabilidad" de Pedro Sánchez, a quien ve como "una especie de comercial de la izquierda".

"Hay mucha gente de este país que confiaba en un partido, el PSOE, al que ha votado toda la vida porque tiene unas siglas gloriosas, y sin embargo, ayer tuvo que volver a revivir tiempos muy oscuros", ha denunciado.

Reproches a los que ha salido al paso el Gobierno. En una entrevista en La Sexta, Sánchez ha rechazado que el modo en que se desarrolló la exhumación supusiera una "exaltación del franquismo". "Efectivamente se hizo con respeto, pero el respeto no significa homenajear a un dictador", ha remarcado Sánchez, que ha recordado que los restos de Franco entraron en el Valle de los Caídos en 1975 "bajo palio y con honores religiosos, militares y civiles" frente a lo se vio este jueves: "a una familia recoger los restos de su abuelo en medio del vacío y el silencio".

Más allá de la polémica por la salida del dictador de la basílica de Cuelgamuros y ya en clave electoral, Pedro Sánchez ha llamado a la movilización de los votantes progresistas para sacar a España del bloqueo y ha advertido de la "colonización" que la ultraderecha está haciendo del espacio político conservador.

Así, ha advertido de que, aunque el líder del PP, Pablo Casado, vaya ahora de "moderado" porque no insulte, no quita que su partido siga pactando con Vox y que el partido de Santiago Abascal condicione sus decisiones.

A la izquierda del PSOE, entre los socialistas y Podemos, se sitúa Más País, que ya adelanta que no piensa apoyar un hipotético pacto entre Pedro Sánchez y Albert Rivera después del 10-N. En una entrevista con EFE, el candidato de Más País, Íñigo Errejón, alerta de que sería "inexplicable" que los partidos progresistas tampoco fueran capaces llegar a un acuerdo de investidura tras unas segundas elecciones.

Manifestaciones

Todo ello en vísperas de un fin de semana que se presenta complicado en Cataluña con la convocatoria de dos manifestaciones de signo contrario en Barcelona después de los altercados vividos la semana pasada.

Bajo el lema de "Libertad", la ANC y Òmnium Cultural han convocado este sábado una manifestación independentista por las calles de la ciudad condal para protestar por las condenas a los líderes independentistas juzgados por el Tribunal Supremo.

El domingo, será Societat Civil Catalana (SCC) quien organice una manifestación en el centro de Barcelona con el lema "Por la convivencia, por la democracia, por Cataluña: stop 'procés'". Han confirmado su asistencia dos ministros socialistas de peso: Josep Borrell y José Luis Ábalos, así como el líder del PP, Pablo Casado, y de Cs, Albert Rivera. 

Etiquetas
Comentarios