Despliega el menú
Nacional

Miles de catalanes marchan hacia Barcelona para exigir la libertad de los presos

Cinco columnas con miles de personas y medio Govern se dirigen a la capital catalana para confluir con las protestas en la huelga convocada para este viernes.

Una de las Marchas por la Libertad avanza por la AP-7 en Gerona.
Una de las llamadas marchas por la libertad avanza por la AP-7 en Gerona.
David Borrat/EFE

Las llamadas marchas por la libertad de los presos, organizadas por la ANC, con el apoyo de Òmnium Cultural y de los Comités de Defensa de la República (CDR), arrancaron este miércoles con la participación de miles de catalanes. Son cinco columnas consecutivas, que partieron de Vic, Berga, Tárrega, Tarragona y Gerona y que a lo largo de unos cien kilómetros cada una llegarán este viernes a Barcelona, donde confluirán con las protestas convocadas para la huelga general y la gran manifestación de rechazo a las sentencias del Tribunal Supremo.

Las cinco movilizaciones tratan de "bloquear el país de punta a punta" durante tres días. En su primer día provocaron cortes intermitentes en dos de las principales vías de Cataluña, como son la AP-7 y la A-2, además de afectar a otras cuatro carreteras de menor importancia. Pero si el objetivo era bloquear por completo las comunicaciones por carretera, no lo consiguieron.

Las más numerosas fueron las que partieron de Gerona y Vic, con cerca de 10.000 personas, según datos de los Mossos. En la marcha de Berga iniciaron el recorrido unas mil personas, en la de Tarragona, 4.000, y unas 2.000 en Tárrega. Se espera que este viernes, al llegar a la Ciudad Condal sean muchos más. Todos los participantes van de etapa en etapa hasta la capital catalana, haciendo noche en el camino y parando para comer. Como en el Camino de Santiago, cada uno recorre la distancia que quiere (o puede).

Respaldo de Torra

Este miércoles se dejaron ver buena parte de los consejeros de la Generalitat, con Quim Torra a la cabeza, quien estuvo acompañado por el exlendakari Juan José Ibarretxe en la marcha de Gerona. Budó, Vergés, Jordà, Bargalló, Puigneró y Calvet también apoyaron las marchas. Los miembros del Gobierno catalán han vaciado su agenda hasta este jueves en solidaridad con los presos, lo que les da margen para poder participar en actos de protesta.

La marcha de Gerona contó con dos hermanas del expresidente Carles Puigdemont y de la exconsejera Dolors Bassa. También recorrió el tramo inicial la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, que ha perdido protagonismo en el liderazgo de la protesta. 

El lunes, quien llevó la batuta fue el Tsunami Democràtic, aunque tras bloquear el aeropuerto se apartó para dejar paso a los CDR. La ANC y Ómnium reunieron el martes unas 40.000 personas en Barcelona, protesta que luego derivó en altercados.

Las manifestaciones de la ANC y Ómnium tienen un tono familiar y reivindicativo y contrastan con las de los CDR o el Tsunami, que buscan acciones directas y de impacto, como el intento de bloquear el aeropuerto. La división que hay entre JxCat y Esquerra también se traslada entre los actores de la sociedad civil sobre la estrategia a seguir en la calle: la ANC y Ómnium mantienen el formato de manifestación al uso. Están en la cárcel por "subirse en un coche de policía para pedir calma y a desconvocar una manifestación pacífica" dijo ayer Paluzie sobre los 'Jordis' que este miércoles cumplieron dos años desde que ingresaron en prisión. "Hay una inmensa mayoría de la ciudadanía que ha dicho que ya basta, que no se pueden vulnerar derechos fundamentales, que si nos condenan los derechos saldremos a la calle y haremos lo que sea necesario", dijo Marcel Mauri, de Ómnium.

La ANC y Ómnium han protagonizado las protestas más multitudinarias del 'procés'. Desde una cadena humana a lo largo de 400 kilómetros de norte a sur de Cataluña, a concentraciones en forma de V de victoria a través de algunas de las principales vías de Barcelona, una vía libre por la Meridiana o el símbolo de la suma, entre la calle Aragón y el Paseo de Gracia.

Etiquetas
Comentarios