Despliega el menú
Nacional

Sucesos

Hallan varios animales sacrificados para hacer un ritual de santería

Había gallos decapitados, un cordero degollado con las vísceras extraídas y sangre en cuencos para un rito de la religión Yoruba. Han sido localizados en una vivienda del barrio madrileño de Chamartín.  

Denunciado por tener animales muertos en un rito de santería
Lugar de Chamartín donde ha ocurrido
Google Maps

Un hombre ha sido denunciado por un posible delito de maltrato animal tras sacrificar hasta cinco animales para realizar un rito de santería de la religión afrocubana denominada 'Yoruba' en su domicilio en el distrito de Chamartín.

La denuncia se cursó cuando vecinos alertaron a la Policía Municipal de Madrid de ruidos sospechosos en una vivienda ubicada en la calle Pablo Luna y comprobaron que un grupo de seis jóvenes participaban en el marco de un rito iniciático de esta religión, donde se habían sacrificado varios animales.

Según han indicado fuentes policiales a Europa Press, en relación con la información adelantada por el diario 'La Razón', los agentes comprobaron que había cuatro gallos decapitados y un cordero degollado con las vísceras arrancadas.

Aparte, observaron que había cuencos con la sangre de los animales, que también estaba esparcida por el suelo del salón junto a cabezas de las avees, así como plumas y otros objetos litúrgicos junto a un altar instalado con varias velas.

Además, se comprobó que en el domicilio había otros animales vivos. Es el caso de dos palomas, dos perdices, dos gallos, una codorniz (todas las aves en cajas de cartón), una tortuga galápago y un cordero vivo que estaba recluido en un cuarto de baño.

Todos salvo la tortuga, que era la mascota del hombre denunciado, iban a ser sacrificados en el marco de esta ceremonia religiosa, que se asemeja a lo que popularmente se conoce como 'santería'.

El inquilino de la vivienda manifestó ante los agentes que era la persona encargada de dirigir el rito y otras cuatro personas fueron identificadas durante la intervención.

Por tanto, se le solicitó a este joven que aportara algún registro acreditativo de poder desempeñar actividades económicas con animales, documento que no aportó. Los animales vivos que se hallaron en el domicilio fueron recogidos por el Servicio Veterinario de Urgencia de Madrid (Sevemur) y trasladados al centro de La Fortuna.

Así, al inquilino de la vivienda se le interpusieron varias denuncias por infracciones sanitarias y de la ordenanza municipal (por la acumulación de animales por no contar con núcleo zoológico).

En este sentido, las mismas fuentes policiales consultadas han señalado que se le iba a investigar por presunto delito de maltrato animal, con remisión de la denuncia a Fiscalía. En la intervención también participaron agentes de Policía Nacional. 

Etiquetas
Comentarios