Despliega el menú
Nacional

terrorismo

El PP quiere que convocar homenajes a etarras sea delito aunque no se celebren

Los populares también quieren que los delitos de terrorismo nunca prescriban.

Pablo Casado en rueda de prensa.
Pablo Casado.
Efe

El PP ha registrado en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para que la convocatoria de homenajes a personas condenadas por terrorismo constituya un delito de enaltecimiento y de vulneración de la ley de reparación de víctimas.

El anuncio lo ha hecho el presidente del PP, Pablo Casado, que este sábado ha participado en Vitoria en la 'Escuela de Verano Miguel Ángel Blanco', cuando se cumplen 22 años del asesinato por ETA del concejal popular.

Casado ha constatado que "desgraciadamente" se siguen organizando homenajes a etarras en algunas localidades vascas, cuando realmente "debe ser el tiempo de la reparación, de la memoria, de la justicia y de homenajear a quien lo merece", en alusión a las víctimas del terrorismo.

Por ello los populares van a plantear en la Cámara baja una iniciativa para extender el reproche penal que ya existe a la convocatoria de "ongietorris" (bienvenidas) a etarras, a "la convocatoria de actos de homenaje, recepción pública o concesión de honores a personas condenadas por delitos de terrorismo".

Estos se traduce en que quien convoque o prepare un homenaje a un expreso de ETA estará cometiendo un delito, con independencia de que finalmente el acto se celebre o no, ha explicado el líder popular. Se trata en definitiva de "impedir y reprimir" los actos de enaltecimiento "evitando la impunidad de acciones humillantes y denigratorias para las víctimas como pueden ser los homenajes o recepciones públicas a condenados por terrorismo", ha precisado el PP en una nota.

Para ello los populares proponen reformar el artículo 578 del Código Penal para que la organización o participación en homenajes a condenados por terrorismo se pueda castigar con penas de prisión de uno a tres años y multas de doce a dieciocho meses.

Al mismo tiempo los populares también quieren que los delitos de terrorismo nunca prescriban, como ya sucede con los delitos de genocidio y de lesa humanidad.

En concreto proponen la no prescripción de los delitos comprendidos en los artículos 572 a 577 del Código Penal, relativos a la comisión de cualquier delito grave contra la vida, la integridad física o la libertad, así como tráfico de armas, municiones y explosivos, entre otros.

Pablo Casado ha explicado que esta reforma persigue extender el carácter imprescriptible que ahora tienen los asesinatos "a todos los que colaboren, ayuden, organicen o financien el terrorismo". 

Etiquetas
Comentarios