Despliega el menú
Nacional

pactos postelectorales

Sánchez accede a incorporar ministros de Unidas Podemos pero continúa el desacuerdo

La tarde de este jueves se produjo una llamada telefónica entre el líder del Ejecutivo en funciones y Pablo Iglesias en la que constataron que ninguno estaba dispuesto a ceder en sus posiciones. 

Ante el fracaso de las negociaciones con Unidas Podemos, Sánchez no dejará de intentarlo

El jefe del Ejecutivo en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, sostiene ahora que "está valorando todos los escenarios posibles" para conseguir formar Gobierno, según han informado a última hora de este jueves fuentes socialistas. En concreto, se ha mostrado dispuesto a incorporar ministros de Unidas Podemos, siempre que tengan un perfil independiente y no formen parte de la dirección del partido, según confirma 20 Minutos. No obstante, parece que una conversación telefónica entre ambos líderes habría vuelto a echar por tierra la posibilidad de alcanzar un acuerdo. 

La propuesta que Sánchez plantea al partido de Iglesias, a quien considera su "socio preferente" para esta legislatura, es la de "volver al punto de partida" de la negociación sobre la investidura y "hablar de contenidos", han añadido las mismas fuentes.

Esta última toma de posición oficial por parte del candidato se produce horas después de una infructuosa conversación telefónica entre Sánchez e Iglesias en la que constataron que ninguno estaba dispuesto a ceder en sus posiciones. Ni Sánchez desistía de su rechazo al Gobierno de coalición, al que por otro lado no renuncia Iglesias.

En una entrevista en TVE a primera hora de esta mañana, Sánchez exponía sus razones para negarse a formar un Gobierno de coalición en el que estuviera Iglesias y subrayaba que el desafío independentista en Cataluña requiere de un Gobierno en España que tenga una absoluta coherencia interna.

Y esta coherencia no está garantizada si en el Consejo de Ministros se sientan dirigentes de Podemos que defienden el derecho de autodeterminación, hablan de presos políticos y se oponen a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, razonó el presidente.

No obstante, en la misma entrevista Sánchez se abrió a incorporar en su gabinete a personas vinculadas a Podemos pero cuyo perfil respondiera más al de independientes de prestigio que al de políticos ligados a Pablo Iglesias.

Preguntado en concreto si militantes de Podemos o diputados de las confluencias como Equo o las Mareas podrían entrar en la categoría de independientes que Sánchez está dispuesto a incorporar en el Gobierno, el líder socialista contestó que "a priori" no tiene "ningún prejuicio ni con militantes ni con compañeros de Unidas Podemos" o "sus confuencias".

Recordó también que tras ganar la moción de censura formó un Gobierno con "más de un tercio" de "independientes de reconocido prestigio". Un gabinete que cree que fue "premiado" por la ciudadanía por responder al planteamiento de un Ejecutivo "abierto a la sociedad y no cerrado a las lógicas partidistas, que de alguna forma es lo que puede plantearse a través de un gobierno de coalición". "Si Podemos tiene un planteamiento semejante a éste, estaría dispuesto a abrirlo", añadió.

No obstante, después de esta entrevista, tuvo lugar la conversación telefónica entre los dos dirigentes en la que no se produjo ningún avance, según informaron ambos partidos, si bien el propio Sánchez en un tuit aseguró que seguiría intentando un acuerdo con Iglesias.

Etiquetas
Comentarios