Nacional
Suscríbete

caso alcàsser

Hallan huesos humanos en la fosa donde enterraron a las niñas de Alcàsser

Una pareja encontró los restos al visitar el lugar donde ocurrió el crimen en 1992.

Miguel Ricart, tapado, tras su salida de prisión
Miguel Ricart, a su salida de la cárcel en 2013.
Efe

La Guardia Civil está investigando el hallazgo de retos humanos en la fosa donde enterraron los cadáveres de las niñas de Alcàsser en el año 1992. Un joven, vecino de la localidad valenciana de Piles, se puso en contacto con los agentes el pasado 24 de junio, tras encontrar los huesos. 

Al parecer, y según adelanta Las Provincias, el joven había acudido a la finca de La Romana con su novia para visitar el lugar donde Manuel Ricart y Antonio Anglés violaron y asesinaron a Miram, Toñi y Desirée. La Unidad de Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal de Valencia (IML) ha determinado que los huesos, concretamente cuatro trozos de falanges, son de origen humano, aunque no se ha podido determinar si pertenecen o no a una de ellas. 

Vicente B., quien encontró los huesos, explicó al citado medio que encontró primero uno de los huesos y después los otros tres al escarbar con una rama. La pareja recogió los husos y los envolvió en papel de aluminio para trasladarlos al cuartel de la Guardia Civil de Oliva, desde donde fueron trasladados al laboratorio. 

No obstante, el joven decidió por su cuenta ponerse en contacto con Francisco Etxebarria, el antropólogo forense que hace unos años halló un diente en la misma zona, durante la grabación de 'El Lector de Huesos'. Cuando todavía se creía que los restos podrían pertenecer a una alimaña, este ya adelantó, gracias a una foto, que todo apuntaba a que eran de origen humano. "Me contestó que eran cuatro falanges humanas sin duda alguna", explicó Vicente. Poco después, el pasado lunes, su teoría fue corroborada. 

Etxeberría defiende que es totalmente plausible que estos huesos pasaran desapercibidos cuando durante el levantamiento de los tres cadáveres en enero de 1993, pues "son piezas muy pequeñas y pueden que los investigadores no las vieran cuando inspeccionaron la fosa con las herramientas que tenían entonces". 

Asimismo, recuerda que el cadáver de una de las niñas tenía una mano deshuesada, probablemente a causa de las mordeduras de una alimaña. 

Ahora será el Juzgado de Primera Instancia e Inspección número 6 de Alzira el encargado de decidir si los huesos se trasladan a un laboratorio para extraer su ADN y cotejarlo con el de las niñas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión