Despliega el menú
Nacional

galicia

Piden 6 meses de cárcel y 18 de inhabilitación para dos médicos por dejar una gasa en el abdomen de una mujer

La Fiscalía también solicita para ambos acusados una indemnización de 36.303 euros a la mujer por las secuelas producidas y los 411 días de recuperación que necesitó.

Imagen de archivo de un quirófano.
Imagen de archivo de un quirófano.
peoplecreations

El Ministerio Fiscal solicita una pena de 6 meses de prisión y 18 meses de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión para dos médicos ginecólogos del Sergas que se olvidaron una gasa en el interior del abdomen de una paciente, en el transcurso de una operación realizada en el Hospital da Costa de Burela (Lugo).

El juicio se celebrará en el juzgado de lo Penal 1 de Lugo, este jueves 6 de junio, desde las 10.00. Fiscalía también solicita para ambos acusados, solidariamente con las aseguradoras y subsidiariamente el Servicio Gallego de Salud, una indemnización a la mujer por 36.303 euros.

Según recoge el escrito del Ministerio Fiscal, la acusación se dirige contra A.K.F. y FJ. S.M., por un delito de lesiones por imprudencia grave, concurriendo imprudencia profesional.

Los hechos ocurrieron en febrero de 2014, cuando la mujer fue ingresada en el Hospital da Costa para una operación quirúrgica programada, que se desarrolló al día siguiente. Se trataba de una histerectomía vaginal -extirpación de útero-.

La operación quirúrgica fue llevada a cabo por la acusada, A.K.F., como cirujana principal y por el otro acusado, como cirujano ayudante, y se "desarrolló con aparente normalidad".

Sin embargo, "fue abandonada una gasa quirúrgica en el interior de la cavidad abdominal de la paciente", debido a la "omisión por los acusados".

En concreto, el escrito de Fiscalía expone que la doctora, después de la pregunta de una enfermera, "dio orden" de "no efectuar recuento de las gasas quirúrgicas, recuento que hubiera fácilmente detectado la falta de una de ellas de forma inmediata".

También el cirujano asistente, que por "su título y cualificación profesional es también responsable del buen fin de las intervenciones", "admitió" la falta de recuento de las gasas y contribuyó así al "olvido de una de ellas el interior del abdomen de la paciente".

Como consecuencia de esto, la mujer sufrió "notables padecimientos durante los meses siguientes" y lesiones como "retención urinaria, polaquiuria e incontinencia urinaria" y "lumbociatalgia izquierda", entre otras. Para su recuperación de las lesiones, tuvo que ser intervenida de nuevo en noviembre de 2015 y necesitó tratamiento farmacológico.

En su curación invirtió "411 días" de los que 11 estuvo hospitalizada y 310 impedida para sus ocupaciones habituales, y le quedaron secuelas de "algias" en la columna, incontinencia urinaria y varias cicatrices.

Etiquetas
Comentarios