Despliega el menú
Nacional

La Conferencia Episcopal defiende el "sueldo digno" de los sacerdotes: 770 euros al mes

El vicesecretario de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal, Fernando Giménez Barriocanal, ha explicado que esta cantidad suele verse incrementada por las diócesis hasta los 800 u 850 euros al mes. "Se vive con austeridad, no voy a hablar de pobreza extrema pero tampoco con lujos",

Misa
Misa
Heraldo

El vicesecretario de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal (CEE), Fernando Giménez Barriocanal, ha expicado que el sueldo de los sacerdotes en España es de 770 euros brutos al mes, tras la subida reciente de un 2 por ciento. "Un sueldo digno que les permite vivir una vida austera", ha explicado Barriocanal.

Esta cantidad, según ha explicado en una entrevista en la COPE, suele verse incrementada por las diócesis hasta los 800 u 850 euros al mes. "Se vive con austeridad, no voy a hablar de pobreza extrema pero tampoco con lujos", ha explicado

Asimismo, ha explicado que los sacerdotes cuentan con vivienda en muchas ocasiones en las casas parroquiales que son "como casas cuartel de la Guardia Civil porque uno es cura 24 horas al día".

Según ha explicado, los sacerdotes también tienen acceso a la pensión mínima que establece la ley, de cerca de 600 euros mensuales, y a residencias especializadas y atenciones para los curas que estén jubilados o necesitados de cuidados.

Por otra parte, Giménez Barriocanal ha cifrado en 900 millones de euros el dinero del que la Iglesia dispone para distribuir a las 70 diócesis y 23.000 parroquias. El destino de esos fondos es la realización de las seis finalidades que recoge la memoria: celebrar la fe, vivir la fe, anunciar la fe, actividad educativa, actividad cultural y la actividad asistencia en favor de los más necesitados.

Barriocanal ha calificado como "la joya de la corona" a "la actividad que la Iglesia realiza en favor de los demás". Detrás de esa afirmación, se encuentran datos que figuran en la memoria como los 9.171 centros sociales y asistenciales que atienden al año a 4.300 millones de personas en todo el país.

Esas entidades responden a necesidades varias como son los 165 centros dedicados a emigrantes, con capacidad para ayudar a 120.000 personas o los 92 destinados a ayudar a 43.000 personas drogodependientes. Las mujeres víctimas de trata y de violencia, o víctimas de exclusión, menores, ancianos y discapacitados son otros de los colectivos a los que la Iglesia presta tiempo y servicio desinteresado. "La Iglesia no pregunta a lagente que credo tiene para atenderles", ha recordado Giménez Barriocanal.

Etiquetas
Comentarios