Despliega el menú
Nacional

Puigdemont defiende en Oxford que Cataluña es un "problema europeo"

Tanto el expresidente de la Generalitat como Antoni Comín se enfrentan a dificultades jurídicas para recoger el acta como europarlamentarios.

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.
El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.
Efe

El expresidente catalán Carles Puigdemont defendió este martes ante los estudiantes del club de debate Oxford Union, en el Reino Unido, que la situación política en Cataluña es un "problema europeo".

"La resolución de este asunto es una cuestión que concierne al presente y el futuro de la democracia europea", afirmó Puigdemont en un discurso que pronunció antes de aceptar preguntas de algunos de los más de 200 alumnos congregados en el acto, así como de la presidenta del club de debate universitario, Genevieve Athis.

"La persona que está aquí, hablando hoy ante ustedes, es un presidente de Cataluña y un miembro del Parlamento Europeo, elegido el pasado fin de semana", señaló Puigdemont, cabeza de lista de JxCat, que obtuvo dos escaños en los recientes comicios comunitarios.

Tanto él como el otro electo de JxCat, el antiguo consejero catalán Antoni Comín, se enfrentan a dificultades jurídicas para recoger el acta como europarlamentarios, pues un informe de la cámara comunitaria concluye que es necesario hacerlo en España.

Ambos se encuentran fugados de la justicia española, que les reclama por el referéndum de independencia declarado ilegal en 2017.

"Tenemos claro cuál es el camino que debemos seguir para lograr actuar como diputados europeos, que es lo que la ciudadanía ha querido que seamos. No habrá nada que lo pueda impedir", sostuvo Puigdemont en declaraciones a los medios tras su intervención ante los estudiantes.

Su participación en el acto estuvo precedida de polémica, después de que el embajador de España en el Reino Unido, Carlos Bastarreche, expresara su desacuerdo con la presentación que hizo el club de debate del expresidente catalán.

Oxford Union describió en un primer momento a Puigdemont como el "cabeza de la resistencia catalana", una expresión que, tras las quejas, modificó en su web y en las invitaciones al acto por la de "expresidente del Gobierno de Cataluña".

"Yo fui el presidente de un gobierno que convocó el referéndum, soy el presidente de un gobierno perseguido como rebelde y sedicioso", señaló a ese respecto el líder de JxCat.

"No le llamo resistencia, le llamo ofensiva, le llamo defender derechos y dignidades colectivas", agregó.

Ante los estudiantes, la presidenta del club de debate cuestionó a Puigdemont sobre las diferencias entre los independentistas catalanes y otros movimientos nacionalistas en auge en Europa.

El expresidente catalán afirmó que ha publicado un libro en el que trata de responder diversas preguntas en torno a esa cuestión: "¿Somos populistas? ¿Somos eurófobos? ¿Somos xenófobos? ¿Somos egoístas y estamos en contra de la solidaridad?".

"Sugiero que vayan a los hechos, a los números. Compruébenlos y observen cómo el movimiento proindependencia catalán es mayoritariamente de centroizquierda o izquierda, es intergeneracional, está comprometido con Europa y la democracia europea y con los derechos humanos", señaló.

Cuestionado por si aceptaría una solución de "compromiso" para Cataluña, en la que se obtuvieran más capacidades políticas pero no la independencia completa de España, Puigdemont consideró que cualquier opción "debe ser elegida por los catalanes".

Etiquetas
Comentarios