Nacional

Alemania jalea al agente que increpa a los "mirones" en los accidentes de tráfico

"¿Quiere ver muertos? ¿Hacer fotos? ¡Venga conmigo!", explotó Stefan Pfeiffer después de 12 años trabajando como agente de carretera en un vídeo que se hizo viral. 

Imagen de archivo de un policía de Alemania.

Alemania lleva días jaleando al policía de tráfico que se ha hecho viral al increpar a los mirones que, desde sus coches, graban accidentes en la carretera y que este miércoles se ha visto obligado a dar una rueda de prensa para explicar su conducta.

Stefan Pfeiffer era hasta hace una semana un policía anónimo de Feucht, una localidad de apenas 13.000 habitantes en el centro de Baviera. Pero el pasado 21 de mayo, tras 12 años trabajando como agente de carretera, explotó. Y las imágenes de ira dieron la vuelta a Alemania, obteniendo una espectacular cobertura mediática, el respaldo popular e, incluso, las simpatías de varios políticos.

"¿Quiere ver muertos? ¿Hacer fotos? ¡Venga conmigo!", le grita Pfeiffer en el vídeo a una persona que se ha bajado de su coche con su móvil para registrar un grave accidente en la autopista A6 y en el que ha muerto un camionero que se ha empotrado contra los últimos vehículos de un atasco. El intercambio dialéctico posterior hace que el mirón acabe marchándose entre lágrimas.

En la grabación, recogida por el canal público local 'BR' el policía interpela a varios viajeros más y les afea su conducta de forma extremadamente directa, claramente indignado.

Una semana después, viendo que no cesa el revuelo político, mediático y digital, Pfeiffer, responsable del departamento de Tráfico de la policía de Feucht, ha decidido salir a la arena pública a dar su versión.

"Me ha dado casi vergüenza vivir todo el furor y ser convertido en un héroe. No lo había previsto", aseguró en una rueda de prensa organizada por el sindicato policial DPolG en la que, pese a los recelos, reivindicó su "terapia de choque".

"Cuando se saca a la gente del espacio de seguridad de su coche y se les confronta con el hecho de que ha sucedido algo trágico, no nos ha sucedido nunca que no les resulte totalmente incómodo y que no se hayan dado cuenta de que han cruzado un límite", explicó.

Pfeiffer considera que actuó de forma genuina. No obstante, mantiene ciertas dudas sobre su reacción. "En ese momento fue la decisión correcta. Pero (el vídeo) no es para un documental educativo", considera este agente con 35 años de servicio.

En las redes el vídeo ha recibido muchas loas de ciudadanos de a pie. También algún político, sobre todo en el flanco derecho, ha apoyado expresamente al indignado agente de tráfico. Como su superior máximo a nivel político, el responsable de Interior de Baviera, Joachim Herrmann.

"La conducta de muchos mirones es imprudente e irresponsable. Me alegro de que el colega policía se lo haya hecho comprender a algún que otro mirón de forma emotiva", escribió en su perfil de Facebook.

A juicio de Pfeiffer, la ley debería endurecerse. Su opinión va en línea con la reforma del código de circulación que está en trámite parlamentario desde el año pasado.

El creciente problema de los mirones -un fenómeno que ha empeorado de la mano de los avances tecnológicos- es un delito contra la intimidad de las víctimas del accidente. Pero también una infracción viaria porque dificulta la circulación y, en ocasiones, impide a las fuerzas de seguridad y los equipos de emergencia llegar hasta el lugar de los hechos.

Etiquetas
Comentarios