Despliega el menú
Nacional

Madrid

Once meses de cárcel para mujer que agredió a una invidente por entrar a su tienda con su perro guía

La agredida tuvo que permanecer 58 días de baja por las lesiones sufridas y además cambiar de perro guía.

Plaza madrileña en la que ocurrió la agresión a una invidente por entrar a una tienda con su perro guía
Plaza madrileña en la que ocurrió la agresión a una invidente por entrar a una tienda con su perro guía
Google Maps

Una ciudadana china ha aceptado en un Juzgado de Madrid una pena de once meses de prisión por agredir con un palo de madera del tamaño de un bate de béisbol el 10 de febrero de 2016 a una mujer invidente porque había entrado en su tienda de alimentación del barrio madrileño del Pilar con su perro guía.

El fiscal y la acusación, ejercida por la mujer invidente y su hermana que también fue golpeada por la acusada, han llegado este miércoles en el Juzgado de lo Penal número 22 de Madrid a un acuerdo de conformidad con la defensa.

Además de los once meses de prisión, que no suponen que la acusada deba ingresar en la cárcel ya que no tiene antecedentes, ésta ha asumido el pago de una indemnización de 3.150 euros a la mujer invidente, María V.I., que trabaja como estenotipista en la Audiencia Provincial de Madrid, y de otros 300 euros para su hermana.

De esta forma, queda rebajada la pena respecto a las peticiones recogidas en las conclusiones provisionales de Fiscalía y acusación, de dos años y cuatro meses y de tres años y dos meses de prisión, respectivamente.

Se condena a la acusada por lesiones con las circunstancias atenuantes de reparación del daño, pues este martes ya consignó las indemnizaciones que reclamaba la Fiscalía, y de dilaciones indebidas.

Los hechos tuvieron lugar en una tienda de alimentación situada en la plaza de Arteixo donde entraron María V.I. con su perro guía, su hijo de seis años y la hermana de la primera.

Un hombre que trabajaba en la tienda les dijo que no podían entrar con el animal y a pesar de las explicaciones de María V.I. de que tenía que ir con ella porque era su perro guía aquel insistió en que tenía que dejarlo fuera.

Instantes después llegó la acusada con un palo de madera de grandes dimensiones y con aristas con el que golpeó a María V.I. en la cabeza, en el pecho y en los brazos, y a su hermana en un brazo.

A consecuencia de las lesiones que le causó, la mujer invidente estuvo de baja 58 días y tuvo que cambiar de perro guía ya que el animal se vio afectado.

A su salida de la sede judicial María V.I. ha asegurado que ella no quería que la acusada fuera a la cárcel sino "simplemente justicia porque hizo algo que la ley española no permite" y ha apostillado: "Yo he sufrido mucho pero la justicia repara".

Etiquetas
Comentarios